La Asociación de Vecinos del Zaidín ha decidido seguir adelante con las fiestas del barrio pese a la reducción del 50 por ciento de la aportación municipal y también celebrarán su tradicional Festival de Rock, el decano de los gratuitos en España, con un presupuesto estimado de 82.000 euros que incluye todo el montaje.

El presidente de la asociación vecinal, Antonio Ruiz, ha explicado a Europa Press que hasta la fecha han logrado recabar unos 51.000 euros para el certamen musical a través de diversos colaboradores y patrocinadores, al tiempo que están a la espera de que el nuevo delegado de Cultura tome su puesto tras la marcha de Pedro Benzal para concretar la aportación de la Junta.

"Hemos hablando con los dos partidos que están gobernando —PSOE e IU— y están dispuestos a ayudarnos", se ha congratulado Ruiz, que sin embargo ha lamentado la falta de colaboración de la Diputación y del Ayuntamiento de la capital, después de que este último haya retirado la partida inicialmente prevista de 12.000 euros y que tampoco haya abonado a la asociación "los 18.000 euros" que les adeuda del año pasado por este concepto, ha relatado.

La intención es que el festival siga siendo gratuito, aunque no se descarta fijar un precio simbólico por la entrada si a última hora no se consigue reunir todo el dinero.

CONCIERTOS

Aunque aún no están cerrados todos los conciertos del Festival, que se celebrará el 6, 7 y 8 de septiembre, ya se conocen los que serán cabeza de cartel. La apertura del certamen correrá a cargo, el jueves día 6, de los catalanes La Pegatina y Niños del Velcro, a los que seguirán otros tres grupos granadinos aún por concretar.

El viernes día 7 le tocará el turno al grupo gallego Los Suaves, que compartirán esa noche escenario con Trashtucada, Quasar, Sniper Alley y otro grupo granadino. El gran protagonista del sábado será el Puchero del Hortelano y La Rana Mariana también tocará ese día, además de al menos otros dos grupos granadinos.

Respecto a la fiestas del barrio, Ruiz ha explicado que se "ha echado mucha imaginación" para mantener todas las actividades, para lo que también será clave el apoyo de algunos patrocinadores.

Así las cosas, los vecinos del Zaidín han conseguido su propósito de no aparcar sus fiestas debido a la crisis, después de que el 80 por ciento de las asociaciones vecinales renunciaran voluntariamente el pasado abril a celebrarlas a raíz de que el Ayuntamiento les anunciara la reducción del 50 por ciento de su aportación para este concepto y la supresión de otras ayudas indirectas, como el montaje de escenarios, la instalación de generadores y cuestiones similares.

Consulta aquí más noticias de Granada.