La presidenta de Castilla-La Mancha, Maria Dolores de Cospedal, ha asegurado que los niños que a día de hoy estudian en las aulas unitarias se desplazarán el próximo curso a institutos a menos de media hora de sus casas.

En una entrevista concedida a los medios regionales con motivo del primer año de Gobierno, Cospedal ha asegurado que estos niños acudirán a estudiar "al municipio más próximo" y ha especificado que la Consejería de Educación ha hecho un estudio para que el desplazamiento "no sea superior a media hora".

La presidente ha señalado que el cierre de las aulas unitarias se debe a que registraban —con carácter general— el doble de fracaso escolar que la media de la región, que se sitúa en el 33 por ciento, por lo que el Gobierno ha decidido trasladar a estos alumnos para ofrecerles una educación de mayor calidad.

Según ha explicado, en estas aulas unitarias estudian chicos y chicas de diferentes edades y cursos, y a partir del próximo curso van a recibir una educación de mayor calidad y van a estar integrados con alumnos de su misma edad.

Aunque admite que es más cómodo que el centro de estudio de los niños esté cerca de casa, ha explicado que los niños harán desplazamientos inferiores a media hora y que además contarán con transporte escolar gratuito y beca para el comedor.

También pasa en las ciudades

Del mismo modo, ha recordado que estos desplazamientos no solo se producen en las zonas rurales, ya que en las ciudades hay muchos alumnos que tardan "15 ó 20 o 30 minutos" en desplazarse a sus colegios.

Cospedal ha negado que los cambios introducidos en la educación vayan a rebajar la calidad educativa, aunque ha subrayado que la región tiene un fracaso escolar del 33 por ciento, "lo que demuestra que el sistema educativo no estaba funcionando".

"A veces más dinero no significa mayor calidad y la muestra es lo que hemos tenido en nuestra región, con un fracaso escolar mayor que la media nacional y tres veces el de la Unión Europea", ha argumentado.

Sanidad en el mundo rural

Con respecto a la sanidad en el mundo rural, ha señalado que estos ciudadanos van a tener "exactamente la misma asistencia sanitaria que tienen ahora y no va a haber una disminución en la prestación y sí una mejora en la gestión".

La presidenta ha recordado que cuando llegó al Gobierno más la mitad de los 10.800 millones de deuda correspondían al apartado sanitario, lo que la situaba "al borde del precipicio", por lo que ha habido que hacer "algo de esfuerzo y a lo mejor algunos medios tienen que cambiar", pero es para salvar la sanidad pública, ha defendido.

Sobre el Hospital de Toledo, Cospedal ha señalado que se está redimensionando y ha criticado que en esta ciudad diseñara el "mayor hospital de Europa". "Los que vivimos en Toledo y en Castilla-La Mancha sabemos de las necesidades que tenemos y del número de habitantes que somos", ha apostillado.

Así, ha explicado que se está introduciendo en la construcción de este hospital el modelo de colaboración público-privada porque era imposible cumplir el contrato tal y como estaba establecido.

Consulta aquí más noticias de Toledo.