El Hospital General Universitario Santa Lucía ha acogido las I Jornadas Hematológicas del Área 2 de Salud en las que han participado una treintena de hematólogos y especialistas en oncología de distintos hospitales de la Región de Murcia, para actualizar los distintos métodos diagnósticos y terapéuticos que existen en la actualidad para el tratamiento de los pacientes con linfomas.

Estas Jornadas, organizadas por el Servicio de Hematología del hospital de Santa Lucía, han tenido como objetivo por tanto, y entre otros, como señala Antonio Martínez Francés, jefe del Servicio de Hematología, "poner al día el conocimiento en las alteraciones génicas que se dan en los pacientes con linfoma, pues según su perfil génico puede cambiar el pronóstico de la enfermedad".

Los linfomas son tumores de los tejidos linfáticos, es decir, un conjunto de enfermedades neoplásicas que se desarrollan en el sistema linfático, y que son consecuencia de alteraciones en genes que desencadenan un incremento incontrolado de las células tumorales. Entre ellos, los linfomas indolentes, menos agresivos, y el linfoma del Manto, un tipo de linfoma más agresivo, según han informado fuentes del Area 2 de Salud en un comunicado.

Y es que, según los genes que se vean afectados se pueden producir distintos tipos de tumores linfoides y, por tanto, el estudio de esas alteraciones génicas puede facilitar el diagnóstico y el tratamiento dirigido y personalizado para cada paciente.

En esa línea, Pablo Conesa, responsable del Grupo de Investigación en Patología Molecular y Farmacogenética del Hospital General Universitario Santa Lucía, realizó una exposición sobre los marcadores moleculares y su utilidad en el diagnóstico y terapéutica de este tipo de patología.

El servicio de Anatomía Patológica del Complejo Universitario de Cartagena obtuvo el pasado año la certificación en el Módulo de Patología Molecular del programa de Garantía de Calidad de la Sociedad Española de Anatomía Patológica y de División Española de la Academia Internacional de Patología, que sitúa al centro hospitalario en una posición privilegiada entre los hospitales españoles.

Así, este certificado permitió al Rosell ser el primero de la Región en realizar estudios moleculares en citologías, biopsias y piezas quirúrgicas con las garantías necesarias para poder ofrecer a los pacientes oncológicos un tratamiento más personalizado, efectivo y menos dañino, y determinar qué pacientes se pueden beneficiar de determinados tratamientos oncológicos.

El linfoma y su prevalencia

Los linfomas son una forma de cáncer que afecta a más de un millón de personas en todo el mundo, constituyen el tercer tipo más frecuente de cáncer infantil en los países desarrollados, y necesitan de tratamientos de radioterapia y quimioterapia. El linfoma de Hodgkin es el tercer tipo de cáncer con mayor crecimiento, después del melanoma y del cáncer de pulmón.

Asimismo, la incidencia de linfomas aumenta en un 3% anual y a partir del año 2000 es la quinta causa de mortalidad por cáncer, y se estima que los linfomas tienen una incidencia media en España de 3 nuevos casos por 100.000 habitantes cada año.

La clasificación que ofrece la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce tres categorías principales de neoplasias linfoides basándose en la morfología y el linaje celular: neoplasias de células B, neoplasias de células T y células NK, y linfoma de Hodgkin.

La puesta en marcha del nuevo e innovador laboratorio en el Hospital de Santa Lucía significó la creación del servicio de Microbiología y Parasitología y su integración con los Servicios de Análisis Clínicos y Hematología, que comparten un único programa informático, equipos y analizadores, espacios físicos y personal ofreciendo un apoyo diagnóstico y terapéutico más eficiente, tanto a los Servicios Clínicos Hospitalarios como a los Centros de Salud.

Como señaló Antonio Martínez Francés durante su intervención, "tras el traslado, llega el momento de seguir avanzando y consolidarnos y así, por ejemplo, esta semana hemos comenzado a realizar ya pruebas para las peticiones electrónicas de transfusiones de sangre a través del programa informático Selene, y poco a poco seguiremos extrapolando el proceso al resto de peticiones".

Estas peticiones se están realizando, en un primer momento, "con los pacientes del Hospital de Día que reciben transfusiones como tratamiento fundamentalmente para anemias, y en donde nosotros controlamos todos el proceso para que sea un aval de su seguridad".

Consulta aquí más noticias de Murcia.