Los trabajadores de la construcción podrán empezar a cobrar sus atrasos a partir de este sábado 23 junio tras la aprobación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) del convenio colectivo del sector, con vigencia 2009-2012.

En una nota, el secretario general del sindicato provincial de Construcción, Madera y Afines (Fecoma) de CCOO de Córdoba, Andrés Pozuelo, recuerda a los trabajadores que pueden exigir los atrasos pendientes incluso si ya se ha extinguido la relación laboral con la empresa.

Para el sindicato, después de más de dos años de bloqueo, la publicación del convenio y, con ello, la posibilidad de cobrar los atrasos, va a suponer "un pequeño alivio para muchos trabajadores que ya ni siquiera tienen subsidio".

En cuanto a la jornada laboral continuada de verano, Pozuelo explica que dio inicio el lunes de esta semana y se extenderá hasta el 24 de agosto, ambos días inclusive. La jornada, de siete horas, tiene un objetivo fundamental, que es evitar la exposición de los trabajadores a las altas temperaturas.

Sobre esta cuestión, el sindicato recuerda que todos los años se producen accidentes por golpes de calor en empresas que incumplen la jornada continuada, por lo que, como en años anteriores, "estaremos vigilantes para denunciar ante la Inspección de Trabajo a las empresas que desprecien la seguridad y salud de sus trabajadores", según ha advertido Pozuelo.

Por otra parte, y en lo que respecta al convenio provincial de derivados del cemento, cuya jornada continuada es del 18 de junio al 31 de agosto, ambos incluidos, el dirigente sindical recuerda que los trabajadores pueden solicitar el 1,4 por ciento correspondiente a la revisión salarial de 2011.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.