Azealia Banks
Azealia Banks, durante su actuación en el Día de la Música 2012 en Madrid. 20M

Salió empinando el trasero y columpiándose sobre las caderas, presumiendo de ese trocito de nalga fresca que asomaba al final del short. "Azealia Banks es un pibón", resumieron en Twitter los asistentes al Día de la Música en Madrid, vigilantes, sin apartar los ojos de esa lolita ondulante que a veces acompañaba los andares con sacudidas por todo el cuerpo.

Azealia Banks desplegó desparpajo carnal; James Blake, contención espiritual Con 21 años recién cumplidos, un bañador ligero en lugar de top, unos pantalones cortos acharolados, dos bailarinas y un Dj, Azealia Banks llevó al recinto de El Matadero la energía de los ritmos urbanos de Harlem -su barrio en Nueva York- calzada, como no, sobre  zapatillas de deporte. Sonó soul, R'n'B y rap aguerrido mareado por la sensualidad de esta especie de Beyoncé alternativa. Dejó a la audiencia encantada, sonriente y un poco libidinosa.

El amor por el soul es, quizá, uno de los pocos rasgos que Banks tiene en común con el artista que se subió después al escenario: el londinense James Blake. Si la primera desplegó desparpajo carnal, el segundo propuso contención. Se sentó ladeado, como si pretendiera evitar enfrentarse directamente a la mirada del público.  Aún así, las composiciones de Blake, que mezclan melodías clásicas con audaces arreglos electrónicos y silencios, conmueven y elevan.

La Casa Azul, el proyecto de Guille Milkyway, fue el encargado de hacer que se evaporara la intensidad casi espiritual del británico en pos del baile, las melodías inocentes y traviesas, y las bonitas proyecciones de Tokio sobre el escenario. Con su habitual aspecto robótico, el músico catalán demostró que se puede llenar un escenario con un grupo virtual, iPads y una colección de sonidos enlatados. Muy atractivos los ritmos revival y discotequeros de los temas de su último álbum, La Polinesia Meridional.

Un poco antes, Two Door Cinema Club demostró ser una de las bandas más queridas por el público de la muestra. Si bien su receta de pop vitalista no es especialmente innovadora, consigue revivir cualquier cita que se proponga.

Este sábado le tocará el turno a grupos como Fanfarlo, Maxïmo Park o Metronomy. Love of Lesbian, Mercury Rev y Spoon, también platos fuertes de la jornada, tendrán que competir con la Eurocopa de Fútbol. Ahí es nada.

El domingo el festival dedicará su jornada a los más pequeños.

¿Qué tiempo hará durante el festival? Consulta el parte.