Ecuador tomará "el tiempo que sea necesario" para decidir si da asilo político a Assange

El presidente de Ecuador, Rafael Correa.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa.
Fernando Maia / EFE

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, señaló que su país se tomará "el tiempo que sea necesario" para decidir sobre la petición de asilo político del australiano Julian Assange, fundador de Wikileaks, que se encuentra en la Embajada del país andino en Londres y afronta un proceso de extradición a Suecia.

"Estamos analizando todos los causales de la petición de asilo. Nos tomaremos el tiempo que sea necesario y tomaremos una decisión en el momento oportuno", dijo Correa en una rueda de prensa a su regreso de Brasil, donde participó en la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible.

Insistió en que están "estudiando muy seriamente" la petición de asilo y recordó que Ecuador es "un país que rechaza la pena de muerte" pero de sus palabras trasciende que los plazos han cambiado. Si en un principio la decisión sobre la petición de Assange se esperaba que fuera inminente, ahora no parece haber prisa a la hora de decantarse po una u otra opción.

"No podríamos a una persona que nos ha pedido asilo arriesgarla a que enfrente, más aún por delitos políticos, una pena de muerte. Ecuador es un país, un Estado de derecho, que respeta, ama la paz, la justicia, la verdad y no podríamos aceptar que no se haya cumplido el debido proceso, que haya una persecución política por las ideas expresadas por el señor Assange", añadió.

Considera que si el australiano ha cometido una infracción legal en cuanto a Wikileaks se le deben presentar los cargos, "pero es bastante extraño que aparezcan cargos de una naturaleza totalmente diferente", según el líder sudamericano.

Assange denuncia una "persecución"

El fundador de Wikileaks ha alegado una "persecución" en su contra para reclamar asilo a Ecuador basándose en la declaración de derechos humanos de la ONU, con vistas a evitar una extradición a Suecia por presuntos delitos sexuales.

Assange niega los presuntos abusos sexuales y violación de los que es sospechoso en Suecia, asegura que fueron relaciones consentidas que mantuvo con dos mujeres en Estocolmo en el verano de 2010 y alega que esas acusaciones tienen motivaciones políticas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento