Euro
Sede del BCE en Fráncfort. Kai Pfaffenbach / Reuters

El representante francés en el directorio del Banco Central Europeo (BCE), Benoît Coeuré, ha apoyado este miércoles que el fondo de rescate de la UE compre bonos de España e Italia en el mercado secundario para aliviar las "tensiones muy graves" del mercado de deuda soberana.

"Es un misterio por qué se autorizó hace casi un año al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) a llevar a cabo intervenciones en el mercado secundario y los Gobiernos todavía no han utilizado esta posibilidad", ha dicho Coeuré en una entrevista al periódico Financial Times.

Debe ocurrir con un trasfondo de soluciones a los problemas subyacentes y estrictas condiciones"Los mercados de bonos de la eurozona están sufriendo tensiones muy graves en estos momentos, en particular, el mercado de bonos italianos y el de bonos españoles", ha admitido el representante del BCE.

"Las actuales circunstancias probablemente justificarían la intervención del FEEF en el mercado secundario, siempre que esto ocurra con un trasfondo adecuado de decisiones políticas y soluciones a los problemas subyacentes y estrictas condiciones", ha proseguido Coeuré. "En particular, esto exigiría mucha claridad y detalles sobre la manera en que el sector bancario español será ayudado", ha resaltado.

El representante del BCE ha aclarado en todo caso que el fondo de rescate tiene dinero suficiente para "aliviar tensiones temporales en los mercados secundarios" pero no "para financiar permanentemente a los países de la eurozona". Por ello, ha reclamado "soluciones" estructurales en materia presupuestaria y bancaria.

Está autorizado por las normas

Las normas del fondo de rescate permiten que se utilice para comprar deuda en el mercado secundario. Sin embargo, la intervención debe ser solicitada por el Estado miembro interesado, que tiene que someterse a condiciones de política económica. El Banco Central da su opinión y en casos de "circunstancias excepcionales en los mercados financieros" puede recomendar el uso de este instrumento.

La intervención debe ser solicitada por el Estado interesadoCoeuré ha rechazado de nuevo la reactivación del programa de compra de deuda del propio BCE alegando que se trata de un instrumento de política monetaria que "no puede utilizarse para resolver dificultades presupuestarias o para ayudar a bancos insolventes". No obstante, ha avanzado que la autoridad monetaria volverá a discutir una posible rebaja de tipos de interés por debajo del actual 1% en su reunión de julio.

Merkel admite que existe esta posibilidad

La canciller alemana, Angela Merkel, ha admitido que, aunque no se está discutiendo "la compra de deuda pública" con fondos europeos, "existe la posibilidad de comprar bonos de los países en los mercados secundarios, pero siempre está vinculado a una condicionalidad".

Siempre que esté vinculado a una condicionalidadEn rueda de prensa conjunta con el primer ministro holandés Mark Rutte, Merkel afirmó que "es importante" que cuando España presente su solicitud de rescate para la banca en los próximos días sea "específica, que los mercados sepan qué hay detrás y qué se pide". "Entonces habrá más seguridad", añadió.

La canciller, que subrayó que España, Italia y Portugal están dando los pasos correctos para afrontar esta crisis, afirmó que en la Cumbre Europea de la próxima semana se trabajará para que haya una supervisión bancaria. Así, Angela Merkel incidió en que se debe "colaborar más estrechamente" entre los países miembros de la Unión Europea y que "no se puede hacer una política distinta".