Bruselas
El portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj. ARCHIVO

La Comisión Europea sostuvo este martes que la recapitalización directa de entidades financieras con financiación del fondo europeo de rescate que defiende el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tendrá que esperar.

"No es algo que pueda imaginarse a corto plazo", indicó en la rueda de prensa diaria de la CE el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, quien recordó que lo primero ahora es completar la ratificación del tratado del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) para que pueda entrar en vigor el próximo 9 de julio.

La Comisión europea se mostró a favor de ser flexible, pero no se llegó a un acuerdoEl presidente español había solicitado a Europa que el rescate de las entidades bancarias no pasara por el FROB y así no afectara a la deuda soberana, bastante lastrada ya por la situación de crisis.

En la cumbre del G-20 en México, el jefe del Ejecutivo español abogó por romper el vínculo entre el riesgo bancario y el riesgo soberano, que ha resultado ser "tremendamente dañino".

El portavoz comunitario se pronunció en estos términos después de que el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, hablase este lunes de la necesidad de romper el vínculo entre la deuda soberana y la banca, sin precisar si se refería a la recapitalización directa de entidades.

Altafaj recordó que esa discusión ya tuvo lugar recientemente en Bruselas y que la CE se mostró a favor de permitir cierta flexibilidad, pero añadió que nunca se llegó a un acuerdo.

No es algo que pueda imaginarse a corto plazoReiteró, asimismo, en que la recapitalización directa de entidades no está contemplada en el tratado actual del MEDE, por lo que habrá que trabajar con lo que hay sobre la mesa por el momento y pensar en su ratificación antes que en su modificación.

El portavoz sí reconoció que el artículo 19 de ese tratado permite al Consejo de Gobernadores del MEDE "revisar la lista de instrumentos de asistencia financiera", así como "decidir la introducción de cambios en la misma".

"Un rescate a España sería muy costoso"

Altafaj aseguró, antes de su rueda de prensa, en una entrevista en ABC Punto Radio, que España  no tendría por qué necesitar un rescate, más allá del dirigido al sector bancario, "si mantiene el pulso de las reformas". "Sería muy costoso de sufragar para Europa", ha añadido.

Esta presión de los mercados no es soportable a largo plazoEl portavoz comunitario ha asegurado que nuestro país está acometiendo las reformas necesarias, entre las que ha citado la laboral, la de las pensiones, y la del saneamiento de las cuentas públicas, y ha precisado que donde es necesaria la ayuda europea al país es en el sector bancario.

En cualquier caso, Altafaj ha reconocido que los tipos de interés de la deuda española, que se encuentran por encima del 7%, son "prohibitivos" para cualquier país. "No debería hacerse necesario (un rescate para España), pero es evidente que esta presión de los mercados no es soportable a largo plazo", ha admitido el portavoz económico de la CE.