La Bolsa
Aspecto del panel de la Bolsa de Madrid, este lunes 18 de junio. EFE

La apuesta de Grecia por el rescate en las elecciones no ha logrado detener el ritmo de crecimiento de la prima de riesgo española. Aunque inició la sesión del lunes a la baja -respecto del viernes- cayendo a los 533 puntos básicos, el efecto duró minutos. Empezó a subir de nuevo y, al cierre del mercado de deuda, se ha situado en 574 puntos con la rentabilidad del bono soberano español al 7,18%.

La prima, sin embargo, ha llegado a estar más alta a lo largo del día. A las 14.35 se elevaba a un récord histórico desde la introducción del euro de 583,2 puntos, con una rentabilidad del 7,239%, también en máximos de la era euro.

A las 14.35 se elevaba a un récord histórico desde la introducción del euro de 583,2 puntosLa prima de riesgo, también conocida como 'riesgo país', es la diferencia entre el interés que se pide a la deuda emitida por un país cuyos activos tienen mayor riesgo respecto de otro libre de riesgo y con el mismo vencimiento.

Este indicador mide la diferencia entre el bono de deuda español a diez años y el mismo bono alemán, considerado universalmente como el más seguro.  Es decir, que a mayor diferencia, mayor es el sobrecoste que ha de pagar el país que emite la deuda para financiarse. Más allá de los meros números, la prima de riesgo nos dice el nivel de confianza que los mercados tienen en un país.

Que ese indicador ronde los 500 puntos significa que esa confianza es muy baja y que España tendrá que pagar intereses muy altos para financiarse —ese es el 'anzuelo' que se usa para conseguir que los inversores apuesten por los bonos de un país—.  Y eso, como es obvio, acrecenta uno de los múltiples problemas que vive la economía nacional.

Los bonistas temen que España sea expulsada del mercado por el fondo de rescate permanente o temporal"Uno de los temores que tienen los bonistas es que España sea expulsada del mercado por el fondo de rescate permanente o temporal", explicó el analista de deuda soberana de Fidelity Tristan Cooper, quien advirtió de que así se reduciría el "incentivo" a intervenir del BCE para limitar las rentabilidades de los bonos españoles. Sin embargo, este experto aseguró que sacar a España del mercado sería una apuesta "muy arriesgada" para los legisladores europeos, pues agotaría los fondos de soporte disponibles, y se avivaría a su vez la especulación sobre Italia.

La amplia victoria de los socialistas en las legislativas francesas tampoco ha gustado en los mercados, según han señalado varios analistas. Y mientras tanto, comienza la cumbre del G-20 en Los Cabos (México), una reunión que podría ser crucial para el futuro de la economía global.

El Ibex-35 se desploma

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, sí parecía celebrar al inicio de sesión con una subida del 1,07%, Pero todo se ha dado la vuelta en el cierre de mercados. La Bolsa española ha acabado este lunes bajando el 2,96% —la mayor caída en las tres últimas semanas— y se ha aproximado a 6.500 puntos afectada por el retroceso de la banca y las ventas en el mercado de deuda, que no ha tenido en cuenta el resultado de las elecciones griegas. De este modo se regresa a mínimos desde mayo de 2003.

Se regresa a mínimos desde mayo de 2003Con la prima de riesgo en 574 puntos básicos, el Ibex-35 cayó 199,10 puntos, hasta 6.519,90. Las pérdidas anuales aumentan hasta el 23,89%. Todos los grandes valores bajaron: Iberdrola cedió el 5,17%; Banco Santander, el 4,57%; BBVA, el 4,21%; Telefónica, el 3,92%, y Repsol, el 3,25%.

Los inversores sobre todo penalizaron los valores bancarios, con Bankia al frente de los recortes, al desplomarse un 9,02%. Otros bancos cotizados que protagonizaron las mayores caídas fueron Bankinter (-4,69%) y Caixabank (-2,32%).

En el resto de plazas europeas, la Bolsa de París cayó un 0,69% y la de Milán un 2,85%. En Francfort y Londres, sin embargo, se registraron subidas del 0,30% y 0,22%, respectivamente. Por su parte, el euro perdía posiciones respecto al dólar y fijaba el intercambio al cierre de sesión en 1,2565 'billetes verdes'.

Nuevas subastas del Tesoro

Con la prima de riesgo en máximos, el martes, el Tesoro Público emitirá letras a doce y dieciocho meses, y el jueves, bonos a dos, tres y cinco años, con vencimiento en 2014, 2015 y 2017, respectivamente, aunque aún se desconoce el importe de las dos pujas.

El momento no podría ser peor. Sin el efecto balsámico de Grecia, Moody's rebajaba la semana pasada tres escalones la deuda soberana española, hasta dejarla a un paso del "bono basura", y argumentaba el castigo por considerar que el rescate de la banca española  "aumentará" la carga de la deuda, limitará el acceso de España a los mercados financieros y acrecentará la "debilidad" de la economía.

Además, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha reconocido este lunes que "persisten las dudas" sobre la capacidad de recuperación de la economía española y sobre el futuro del euro, y ha reclamado que el Banco Central Europeo (BCE) responda "con toda firmeza" a la "insistente presión" de los mercados. Por otra parte, ningún el presidente del Gobierno Mariano Rajoy tiene previsto comparecer en rueda de prensa para tranquilizar a los mercados, han confirmado a 20minutos.es fuentes de Moncloa.