El documental escrito y dirigido por Félix Cábez y que cuenta con las pianistas Katia y Marielle Labèque como protagonistas se presentará en la 57 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que se celebrará del 20 al 27 de octubre.

El trabajo cinematográfico, que gira en torno a la figura y los trabajos de las pianistas francesas, artistas que han concluido esta temporada su residencia en el Auditorio Miguel Delibes de Valladolid, será presentado en la 57 edición de la Seminci, tal y como lo ha confirmado a Europa Press el gerente de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y del Auditorio, Félix Alcaraz.

El documental de Cabez, quien ya ha producido otros trabajos como 'La Tierra de las Mil Orquestas', emitido recientemente en Televisión Española y que se sumerge en los entresijos del Sistema venezolano, recoge, entre otros muchos momentos, la grabación que bajo el título 'Nazareno' hizo en enero de 2011 el sello alemán Deutsche Grammophon del octavo concierto de abono de la pasada temporada.

En concreto las hermanas Labèque, propietarias del sello discográfico de música clásica KML y de una fundación dirigida a fomentar la investigación y el desarrollo del repertorio de dúo de piano a través de la fusión, protagonizaron entonces el estreno en España de la obra 'Nazareno', de Osvaldo Golijov, bajo la batuta del director peruano Miguel Harth-Bedoya.

Este "hito" figura en el documental que próximamente se presentará y que, como ya avanzó en su momento el propio Alcaraz, constituía una "ocasión histórica" para la OSCyL por la proyección de sus protagonistas.

Este proyecto se enmarca en el ámbito de la internacionalización de la Orquesta Sinfónica y pone de manifiesto el momento musical por el que atraviesa y la calidad de la que puede presumir, según su gerente. "En el documental aparece gente muy importante que valora mucho el trabajo de la Orquesta", apostilla.

Concluida ya la temporada de abono 2011/2011, el viernes se pondrá el broche de oro: el concierto extraordinario con el que la Orquesta celebrará junto a los abonados sus 20 años de existencia y que, concebido "hace muchísimo tiempo" por Alcaraz y por quien, hasta el próximo viernes, ostenta la titularidad de la OSCyL, Lionel Bringuier, abordará una "gran obra sinfónica y coral" como la Sinfonía nº 9 de Beethoven.

Su simbología y la conexión de Bringuier con la obra fueron determinantes para su elección como cierre para la temporada: la soprano Lisa Minle; la mezzosoprano Elena Zhidkova; el tenor Steve Davislim; el bajo Reinhard Hagen y el Orfeón Pamplonés bajo la batuta de su maestro, Igor Ijurra, protagonizarán el concierto extraordinario, reservado el viernes para abonados y abierto el sábado al público.

La partitura de esta obra casi mítica encierra, entre otros muchos aspectos, "una de las más asombrosas revoluciones estilísticas concebidas por un único artista" además de la "monumental" 'Oda a la alegría' del último movimiento, que constituye "no sólo la culminación de un gran ciclo sino la sublimación del arte de Beethoven", según se recoge en el programa del concierto.

Las aportaciones de los directores

Con motivo del 20 cumpleaños de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, Alcaraz ha recordado el trabajo que, cada uno de los directores titulares e invitados, han realizado a lo largo de su etapa junto a la OSCyL.

De este modo, Max Bragado, primer titular, trabajó de manera especial el repertorio clásico, romántico y español en un momento, el inicial, en el que la formación necesitaba formarse y abordar las principales obras del repertorio, mientras que Alejandro Posada, quien permaneció siete años al frente de la OSCyL, ha sido una figura "muy relevante".

Alcaraz ensalza, en este sentido, el trabajo "de base" que llevó a cabo, "muy importante" y que posibilitó un desarrolló que dejó su impronta en el repertorio: introdujo de manera paulatina obras latinoamericanas y contemporáneas y concebía de manera "muy original" los programas, en los que optaba por nombres poco conocidos.

"Fue súper generoso y honesto con la Orquesta, que le debe mucho", confiesa el gerente antes de apuntar al todavía director titular, de quien destacó la especial atención que ha brindado al repertorio francés así como a las grandes obras del repertorio.

De los principales directores invitados ensalzó a Salvador Mas, quien llevó a la OSCyL al Carnergie Hall de Nueva York y "aceptó llevar el timón" cuando no había titular, y a Vasily Petrenko, figura destacable en el "crecimiento" de la Orquesta y que, "muy querido y muy respetado", ha colaborado en la construcción de un sonido "más adecuado" y ha abordado de manera "muy buena" el repertorio ruso.

Los "hitos" de 20

Años de historia

Además de la "toma" del Centro Cultural Miguel Delibes como sede permanente desde el año 2007, Félix Alcaraz resalta como "hitos" de los 20 años de historia de la Orquesta la ampliación de 46 a 56 cuerdas en la época de Posada como director y bajo la gerencia de Valentina Granados, lo que consolidó a la OSCyL como una "sinfónica de primer orden".

La creación de públicos, que se traduce, según los datos de Alcaraz, en un aumento del 60 por ciento del número de abonados en las dos últimas temporadas, además de la grabación del ya mencionado trabajo discográfico 'Nazareno', un referente que "abre puertas", figuran entre los hechos más destacados para el gerente, quien tampoco olvida cada una de las giras realizadas por la OSCyL.

Los conciertos en Colombia, República Dominicana, Viena o Nueva York constituyeron un "paso adelante" para la Orquesta como ocurre, en su opinión, con cualquier formación que habitualmente no gira.

El presente y el futuro

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León se encuentra, en lo musical, en su mejor momento. "Está en su mejor momento artístico, de público, de proyectos, de reconocimiento y prestigio nacional e internacional", ha considerado Félix Alcaraz, quien aplaude la estabilidad de la OSCyL, que al contrario que otras formaciones, no ha experimentado "subidas y bajadas".

Por otro lado y con la vista puesta en el futuro, el principal reto se centra en la internacionalización a través, en el momento actual, de giras, grabaciones y una programación "de prestigio". "La internacionalización no es fácil", ha confesado antes de reconocer, no obstante, que ya hay proyectos en este campo para 2015 aunque se darán pasos previos a lo largo de la próxima temporada.

El crecimiento es el segundo gran objetivo. "Las orquestas españolas alcanzan cierto techo... y estamos en ese punto, en esa encrucijada en la que hay que seguir hacia adelante", ha explicado antes de reconocer las dificultades que este reto entraña y antes de matizar, no obstante, que ya se trabaja en este terreno con nuevos repertorios.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.