Tsipras, líder de Syriza
El líder de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) Alexis Tsipras vota en un colegio electoral en Atenas. EFE

El joven Alexis Tsipras y su Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) dieron la sorpresa de las elecciones del 6 de mayo: aglutinando el descontento social por las medidas de austeridad, fue el partido que más creció e incluso venció con diferencia en Atenas y Salónica, las mayores ciudades.

Tsipras despierta por igual pasiones y odios entre sus partidarios, que valoran su juventud y determinación, y sus detractores, que lo acusan de populista o lo tildan de ser un niñato sin experiencia.

Nacido el 28 de julio 1974, cinco días después del restablecimiento de la democracia en Grecia, creció en un barrio de clase media de Atenas y ya en el instituto despuntó como un activo militante de las Juventudes Comunistas, especialmente durante las protestas contra los recortes al gasto educativo en 1990 y 1991.

Sus adversarios alertan de que ese programa llevará al país fuera del euroEstudió ingeniería civil en la Universidad Técnica de Atenas y cuenta con un posgrado en planificación urbanística, aunque abandonó pronto la actividad profesional para dedicarse a la política.

En las pugnas ideológicas de la década de 1990 que dividieron al movimiento comunista griego, Tsipras tomó partido por los eurocomunistas de Synaspismos frente a la línea ortodoxa del Partido Comunista de Grecia (KKE), hasta ahora el partido más votado de la izquierda. Synaspismos continuó su travesía en el desierto hasta que en 2004 formó la coalición Syriza junto a una constelación de grupos izquierdistas para concurrir a las elecciones en las que obtuvo el 3,26 % de los votos. En 2007 obtendría el 5 % y en 2009 el 4,6 %.

Su gran salto

Pero el gran salto para Tsipras llegó en 2006, cuando como cabeza de lista para las municipales de Atenas, obtuvo más del 10 % de los votos, un éxito para la joven formación.

A partir de 2008, Tsipras se hizo cargo de la presidencia de Synaspismos, el partido mayoritario de Syriza, y tras las elecciones legislativas de 2009 se convirtió en el jefe más joven de un grupo parlamentario.

Tsipras ha asegurado en los últimos tiempos que salir del euro "no es una opción"Tras el éxito de ser la segunda fuerza en las legislativas del pasado 6 de mayo, Tsipras se convenció de que su partido podría llegar a formar Gobierno. Por ello, ha convertido la coalición en un partido unificado.

Tsipras ha sabido conectar con los ciudadanos griegos que han visto su poder adquisitivo severamente mermado por dos años continuos de austeridad y que se muestran hartos de la corrupción de los partidos tradicionales, el socialdemócrata Pasok y la conservadora Nueva Democracia (ND).

Contra las políticas de austeridad

El programa de Syriza para las elecciones del 17 de junio incluye propuestas de cambio radical, como la abolición del compromiso de austeridad, la cancelación de los recortes, la anulación de las bajadas salariales o la nacionalización de la banca y las empresas clave.

Sus adversarios alertan de que ese programa llevará al país fuera del euro, ya que los socios europeos se negarán a continuar prestando dinero a Grecia y el Estado quebrará.

Pero Tsipras, que incluso se embarcó en un viaje a Berlín y París para explicar sus propuestas, asegura que salir del euro "no es una opción" y que sólo la suspensión de las medidas de austeridad impedirá lo que ya se conoce como "Grexit".

"No buscamos la destrucción de Europa, sino su salvación", dijo durante su visita a Berlín, exigiendo que se "cambie la medicina" de la austeridad por la del crecimiento.

De hecho, el lema de su campaña es "Abramos un camino a la esperanza: vuelco en Grecia, cambio en Europa".

Tsipras convive con su novia, a la que conoció en el instituto y con la que tiene un hijo. Además de griego, habla inglés, aunque con dificultad.