Menú escolar
El menú escolar que denunció la pequeña Martha Payne: una hamburguesa, dos croquetas, tres rodajas de pepino y un polo. Martha Payne

Se puede decir que el blog de Martha Payne, la niña escocesa de 9 años que fotografiaba y puntuaba la comida basura que le daban en el colegio, ha estado a punto de morir de éxito, o del miedo al éxito que han sentido sus profesores, que le habían prohibido que continuara subiendo fotos.

El pasado jueves Martha se despedía de sus miles de lectores con un post titulado, Goodbye (adiós). En él contaba que la directora la había sacado de su clase de matemáticas y le había prohibido seguir sacando fotos debido a un titular que había leído en un periódico del día. Martha se lamentaba de tener que cerrar el blog y de no haber tenido tiempo para recaudar dinero suficiente para financiar una cocina para la ONG Mary's Meal.

A continuación su padre, que se identifica como el padre de Veg, que es el seudónimo con el que firma la niña el blog, reconocía el apoyo recibido hasta ese momento por el colegio de su hija, pero decía que "era una lástima" que se tuviera que cerrar un blog que había recibido dos millones de visitas y que había logrado recaudar más de 2.000 libras (2470 euros, aproximadamente) para obras de caridad.

Al parecer la atención mediática había podido con la buena intención de los profesores, que en un principio vieron con buenos ojos la iniciativa de la pequeña.

La noticia del cierre corrió como la pólvora, y en las redes sociales, y sobre todo en Twitter, se inició una intensa campaña pidiendo que la dirección del colegio se replanteara su decisión. La presión ha tenido éxito, y al comienzo de la tarde, The Independent anunciaba que la niña podría proseguir con su blog.

Éxito descomunal

Martha consiguió atraer la atención de los medios internacionales gracias a la repercusión de su blog NeverSeconds, el que ayudada por su padre, y con el permiso de sus profesores, postea cada día sobre la comida poco saludable de su comedor escolar. Pizzas grasientas, croquetas de patata, polos y golosinas forman el grueso de un menú poco alimenticio, que gracias al blog de Martha, se ha convertido en tema de conversación de programas televisivos y tertulias radiofónicas.

Hasta el chef británico de moda, Jaime Oliver, contactó con ella y le hizo llegar su apoyo. Animada por el éxito, Martha contribuyó a iniciar una campaña para recaudar fondos para Mary's Meal, que se ocupa de proporcionar comida a los colegios africanos.

Además, cada día, recibemensajes y fotos de niños de todos los lugares del mundo, que la informan sobre los menús de otros colegios.