Rutas en moto: desde Madrid al corazón de La Alcarria

  • Una tierra tranquila que ofrece paisajes para disfrutar del sosiego y belleza.
  • Pastrana es sin duda uno de los puntos más bonitos de nuestra ruta.
  • Desde la presa de Entrepeñas se contempla la majestuosidad del paisaje.
  • Brihuega, el Jardín de La Alcarria, es Conjunto Histórico-Artístico desde 1973.
Sus aguas refrescan y embellecen los riscos de La Alcarria.
Sus aguas refrescan y embellecen los riscos de La Alcarria.
FLICKR/untipografico

Muy cerca de Madrid se encuentra La Alcarria, una comarca situada en la submeseta Sur y que prácticamente en su totalidad ocupa la provincia de Guadalajara. Una tierra tranquila que ofrece paisajes únicos que invitan a perderse en ella y disfrutar del sosiego y belleza de esta zona. Por delante, 200 kilómetros para despertar nuestros sentidos. Nos subimos a nuestra moto y empezamos a escribir, como hiciese Camilo José Cela, nuestro particular Viaje a La Alcarria.

Desde Madrid recorremos nuestros primeros kilómetros por la A-2 dirección Guadalajara. La parada en la ciudad manchega es obligada para disfrutar de su riqueza monumental, sus maravillosos paraísos naturales y por supuesto para disfrutar de su gran tradición gastronómica. Como por ejemplo, degustar un buen gazpacho marinero de bogavante y buey de mar en el restaurante Amparito Roca.

Rumbo al corazón de la Alcarria

Dejamos atrás Guadalajara circulando por la N-320 que poco a poco nos regala una carretera donde las curvas se suceden y las subidas van cogiendo fuerza. A poco más de 20 kilómetros nos desviamos por la CM-2006 para llegar a nuestra próxima parada. Pastrana es sin duda uno de los puntos más bonitos de nuestra ruta por La Alcarria.

Es aconsejable buscar un buen lugar para aparcar nuestra moto y descubrir a pie los rincones de esta joya castellana. Sus callejuelas empedradas, su fuente de los cuatro caños o el palacio Ducal de estilo renacentista son algunos de sus encantos. Un restaurante muy recomendable para coger fuerzas en Pastrana es el Cenador De las Monjas, donde degustar una deliciosa ensalada de perdices escabechadas y pochas.

Poco más de 37 kilómetros son los que separan Pastrana de nuestro siguiente destino: Sacedón. Antes de llegar a él, nos encontramos con la presa de Entrepeñas. Un lugar en el que merece la pena detenerse para contemplar la majestuosidad del paisaje desde sus miradores. Tras este alto en el camino continuamos nuestra ruta hasta llegar a Sacedón. En pleno corazón de La Alcarria, podemos degustar unas excelentes Migas con uvas en el restaurante Mariblanca.

A orillas del Mar de Castilla

Con rumbo norte y bordeando el embalse de Entrepeñas, continuamos nuestro recorrido por la N-204 que nos va a llevar a recorrer en pocos kilómetros una serie de pueblos que son la perfecta representación de La Alcarria. Primero Pareja, situado a 14 kilómetros de Sacedón, después llegamos a Chillarón del Rey y 6 kilómetros más adelante nos encontramos con Durón. Esta parte del trayecto de nuestra ruta está marcado por el esplendoroso paisaje que se extiende a orillas del embalse de Entrepeñas.

Tras pasar Durón debemos tomar la CM-2013 dirección Budia. Este municipio es nuestra siguiente parada en nuestra ruta por La Alcarria. Estacionamos nuestra moto y recorremos a pie una población que se caracteriza por su riqueza monumental y sus reminiscencias de Camilo José Cela. Su Plaza Mayor, la Iglesia Parroquial, la Ermita de la Soledad o las ruinas del Convento de las Carmelitas son algunos ejemplos de la historia de este municipio.

Desde Budia continuamos nuestro particular recorrido hacia la que será la última parada antes de emprender el camino de vuelta a Madrid. A 23 kilómetros de Budia, circulando por la GU-902, encontramos Brihuega. Esta pequeña localidad es conocida como el Jardín de La Alcarria gracias a sus numerosos jardines y fuentes que le valieron la declaración de Conjunto Histórico-Artístico en 1973. Antes de emprender nuestro viaje de vuelta por la A-2 hacia Madrid, os proponemos coger fuerzas degustando un exquisito queso frito en aceite de oliva con confitura de tomate en el restaurante Quiñoneros de Brihuega.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento