El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha enviado este jueves un "mensaje de tranquilidad" después de que la prima de riesgo española y la rentabilidad del bono hayan alcanzado máximos históricos, tras la rebaja de la calificación de deuda de la agencia Moody's. Según ha recalcado, España cuenta con el apoyo de sus socios europeos.

El titular de Economía ha achacado la "volatilidad" que se está viviendo a las elecciones griegas que se celebran este domingo. "Pero lo fundamental es tranquilidad", ha reiterado, para asegurar que el Gobierno tiene "una ruta". Eso sí, ha admitido que la alta prima de riesgo (ha llegado a tocar los 550 puntos) no es "sostenible en el tiempo". El presidente, por su parte, declinó hacer declaraciones.

De Guindos admite que la alta prima de riesgo no es "sostenible"De Guindos ha sido el único en hacer declaraciones trase la reunión de casi dos horas que ha mantenido en el Congreso con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Este encuentro se ha producido tras la reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno, que empezó a las diez, y que es un encuentro habitual y programada. Hay que recordar que Rajoy se convirtió el pasado enero, en el primer presidente del Gobierno que lideraba las reuniones de esta comisión.

La situación se complica para nuestro país a pesar de que el Gobierno vendió como un éxito rotundo el rescate de la banca pactado con Europa. Sin embargo, ese rescate, lejos de calmar a los mercados, parece que ha arrojado más dudas sobre la economía nacional lo que ha provocado que la desconfianza de los mercados haya aumentado hasta niveles históricos: los intereses del bono a diez años han superado el 7% y la prima de riesgo se mantiene por encima de los 540 puntos —ha llegado a tocar los 550—.

La puntilla a este proceso la puso esta madrugada la agencia de calificación Moody's, que ha rebajado la nota de la deuda española de A3 (notable bajo) hasta Baa3 (aprobado bajo), y la situó en perspectiva negativa y al borde del 'bono basura'.