Tras la regularización de 580.000 persoas llevada a cabo al inicio de su legislatura, el Gobierno ha dicho basta, en concreto, el secretario de organización del PSOE, José Blanco, quién ha asegurado que no habrá más regularizaciones, según la entrevista publicada por El País.

La llegada masiva de Senegaleses, de manera irregular, ha desbordado los centros de acogida en Canarias y se estima que España alberga hoy en día a 800.000 inmigrantes sin papeles, "a los que el mercado laboral no puede absorver" asegura Blanco.

Reafirma de este modo las declaraciones efectuadas la semana pasada por la vicepresidenta primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, en las que advirtió de que España no toleraría más llegadas masivas y que los irregulares serían repatriados.

La regularización llevada a cabo hasta ahora por el Gobierno fue duramente criticada por líder de Interior francés, Nicolas Sarkozy, en las que afirmaba que España no podía pedir ayuda a Europa para frenar las consecuencias de su "efecto llamada".