Junta afirma que Rajoy tiene la "obligación moral y política" de dar explicaciones en el Congreso sobre el rescate

El Gobierno andaluz ha considerado este martes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene la "obligación moral y política" de dar todas las explicaciones en el Congreso de los Diputados sobre el rescate que supone el préstamo de 100.000 millones de euros de la Unión Europea a España para el saneamiento de su sistema financiero.
Miguel Ángel Vázquez, Este Martes
Miguel Ángel Vázquez, Este Martes
EUROPA PRESS

El Gobierno andaluz ha considerado este martes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene la "obligación moral y política" de dar todas las explicaciones en el Congreso de los Diputados sobre el rescate que supone el préstamo de 100.000 millones de euros de la Unión Europea a España para el saneamiento de su sistema financiero.

El portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha manifestado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno que los ciudadanos tienen derecho a saber si ese rescate estaba "previsto o ha sido sobrevenido". El Gobierno andaluz ha pedido al Ejecutivo central que el rescate financiero no repercuta en los ciudadanos, de manera que éstos no tengan que verse obligados a pagar "las pérdidas de la banca".

A su juicio, la concesión de esta línea de crédito para los bancos se produce ante una situación de "crisis" derivada de la incapacidad para financiarse, y ha subrayado que se trata de una "operación de salvamento" como consecuencia de la delicada situación del sector.

Ha expresado el rechazo de la Junta a que los ciudadanos terminen asumiendo el rescate al sector bancario y ha considerado que, con esta medida, se endeudan "todos los españoles". "El rescate supondrá obligaciones y compromisos que no pueden pagar los ciudadanos", ha aseverado el portavoz, que ha instado al Gobierno a que esta línea de financiación no conlleve obligaciones para la población.

"No es soportable que el rescate suponga más recortes y más subidas de impuestos", ha destacado Vázquez, que ha precisado que esto redundaría en el agravamiento de "la depresión económica" del país.

En este sentido, ha recordado que España recibirá el dinero y será el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) el organismo que lo administrará para atender las necesidades de las "entidades financieras en apuros", lo que convertirá a todos los ciudadanos en "corresponsables".

Por todo ello, ha incidido en que "Andalucía va a defender que no se socialicen las pérdidas de la banca" y ha apostado por que, por el contrario, este rescate sirva para solucionar algunos de los principales problemas que afectan a los ciudadanos, como la situación de las hipotecas, las participaciones preferentes y el flujo del crédito para pequeñas y medianas empresas y para las familias, con el objetivo de que aumente el consumo y se estimule la economía.

El portavoz ha expresado también el convencimiento del Gobierno andaluz de que la solución a esta crisis "llega tarde". Así, ha recordado que la Junta de Andalucía defiende desde hace años que el origen real del problema surge más del "endeudamiento privado que del déficit de las administraciones públicas", y ha sostenido que ello ha conducido a una "equivocada política económica" en el país, basada en "ajustes brutales".

"La austeridad no lleva a ningún sitio", según Miguel Ángel Vázquez, quien ha apuntado que es el momento de impulsar "políticas de crecimiento económico y de creación de empleo", porque "debilitar el gasto público generará más paro y menos crecimiento".

Ha llamado al Gobierno central a hacer un ejercicio de "transparencia" que permita explicar a los ciudadanos, a través de sus representantes en el Congreso de los Diputados, las condiciones en que se produce el rescate, y ha solicitado la unión de todas las fuerzas políticas del arco parlamentario para realizar un "esfuerzo compartido" que permita afrontar esta situación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento