Las Malvinas celebrarán un referéndum sobre su "estatus político"el año próximo

Un cartel que avisa de campos minados cerca de la carretera que une la base de Mount Pleasant con la capital Stanley en las Islas Malvinas.
Un cartel que avisa de campos minados cerca de la carretera que une la base de Mount Pleasant con la capital Stanley en las Islas Malvinas.
EFE

Los habitantes de las islas Malvinas serán convocados a un referéndum el año próximo sobre su "estatus político" para acabar con el contencioso con Argentina, informó este martes el Gobierno legislativo de las islas en el Atlántico Sur.

El anuncio fue realizado en Puerto Stanley por Gavin Short, presidente de la Asamblea Legislativa de las Malvinas, quien señaló que la finalidad es demostrar a Argentina que el deseo de los isleños es seguir perteneciendo al Reino Unido, según informó este martes la agencia británica Press Association.

En una declaración escrita, Short afirmó que la población de las Malvinas (que los británicos llaman Falklands), quiere permanecer como territorio dependiente del Reino Unido y no bajo soberanía de Argentina, que las reclama desde 1833.

Además, el presidente de la Asamblea calificó de "absurda" la "retórica" que utiliza el Gobierno de Buenos Aires de que los alrededor de 3.000 isleños no tienen opinión sobre su futuro. "Hemos pensado cuidadosamente sobre cómo enviar al mundo un fuerte mensaje que exprese la opinión de la población de las Malvinas de manera clara, democrática e incontestable", agregó.

El Gobierno de las islas ha llegado a la conclusión de que un referéndum "eliminará cualquier duda sobre nuestros deseos". Según los términos de la consulta, será organizada por el Gobierno de las islas, se celebrará en la primera mitad de 2013 y contará con observadores internacionales independientes a fin de que puedan supervisar el resultado del plebiscito.

Argentina rechaza el referéndum

Parlamentarios del oficialismo de argentina rechazaron el referéndum, que a su juicio, "no tiene ningún valor porque Argentina rechaza la posibilidad de autodeterminación por parte de una población implantada, como es la población británica en las Malvinas", dijo el titular de la Comisión de Relaciones Externas de la Cámara de Diputados de Argentina, Guillermo Carmona. De momento ni la Presidencia ni la Cancillería argentina se han pronunciado sobre la convocatoria al referendo.

Carmona consideró que esta convocatoria "no se ajusta al derecho internacional " y sólo "busca generar un efecto mediático porque mañana estaremos viajando con la presidenta argentina, Cristina Fernández, al Comité de Descolonización de Naciones Unidas".

En esa instancia, que se realizará el próximo jueves en Nueva York, por primera vez con la asistencia de un jefe de Estado, Fernández, reclamará un vez más que el Reino Unido cumpla la resolución 2065 de las Naciones Unidas, que insta a Buenos Aires y a Londres a abrir negociaciones para resolver la cuestión de la soberanía de las Malvinas, ocupadas por los británicos desde 1833.

"Se intenta con una medida efectista un ejercicio que no corresponde, ilegitimo, de autodeterminación por parte de los isleños que Argentina y la comunidad internacional no reconocen", aseguró el diputado oficialista.

Tensión en aumento

En las próximas semanas se conocerán las preguntas que se formularán a los isleños en el referéndum sobre su "estatus político", añadió Short. Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, afirmó, en una declaración escrita, que el Reino Unido "respetará y defenderá" el resultado de este referéndum.

El anuncio de la consulta se conoció antes de que este jueves se cumplan 30 años del fin de la guerra de las Malvinas entre el Reino Unido y Argentina, cuando está previsto que la presidenta argentina, Cristina Fernández, defienda en Nueva York ante el Comité de Descolonización de la ONU la soberanía de su país sobre las islas.

La tensión entre Londres y Buenos Aires se agravó en 2011 por la decisión del Mercosur (Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil) de impedir el amarre en sus puertos de barcos con bandera malvinense. A esto se sumó el malestar de Argentina por la presencia del príncipe Guillermo, nieto de la reina Isabel II, en el archipiélago para cumplir una instrucción castrense y el envío de un moderno destructor británico al Atlántico Sur.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento