Cospedal
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, durante la rueda de prensa de este lunes. EFE

Toda la oposición en bloque ha exigido este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que comparezca de forma urgente en el Parlamento para que explique la ayuda de hasta 100.000 millones de euros concedida por la Unión Europea para sanear la banca española.

Desde el PSOE hasta la Izquierda Plural, pasando por CiU y PNV, los diferentes grupos han presentado en el Congreso sus respectivas solicitudes de comparecencia urgente de Rajoy para dar cuenta de esa ayuda, pero la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se ha encargado de asegurar que, en todo caso, no se producirá antes de la cumbre de la UE del 28 y 29 de junio.

Aunque el Gobierno no reconoce que esa ayuda signifique un rescate de la banca, la mayoría de los partidos ha utilizado este término y han criticado al Ejecutivo por eludir esa palabra. Los socialistas ya adelantaron ayer que pedirían la comparecencia y hoy, su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha señalado desde Berlín que lo prioritario es ver cuál será "la letra pequeña del rescate". 

La "número dos" del PP ha cifrado en un 30% el porcentaje del sistema financiero que recurrirá al FROB

"El gobierno ha estado intentando demostrar que no ha habido rescate", pero "a cada minuto que pasa" se demuestra lo contrario, ha dicho Rubalcaba después de calificar de "inquietantes" los rumores que llegan desde Bruselas y que apuntan a ajustes adicionales en España.

Y para intentar conocer algunos detalles de la ayuda y sus repercusiones, el grupo socialista ha cambiado seis de las diez preguntas que había registrado para el pleno del Congreso del miércoles para interesarse por esa medida. Cospedal, por su parte, ha negado que la ayuda suponga "en ningún caso" una "intervención" en la soberanía del país y ha recalcado que esa decisión de la UE demuestra que España ha recuperado en cinco meses la credibilidad que perdió con el PSOE.

La "número dos" del PP ha cifrado en un 30% el porcentaje del sistema financiero que recurrirá al FROB para acceder a ese crédito y ha dirigido un mensaje a los bancos para que, "después del enorme esfuerzo" para conseguir ese acuerdo, hagan que fluya el crédito lo más rápidamente posible a empresas, autónomos y familias.

CiU también se ha sumado a la petición de comparecencia. Su portavoz en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha reprochado a Rajoy el "triunfalismo" y la "ligereza" con que ha presentado el "rescate" a la banca, un anuncio "positivo", en su opinión, en medio de esta situación "negativa" de la economía española.

Desde IU, su coordinador general, Cayo Lara, ha dejado claro que su organización apoyará las movilizaciones que se convoquen contra la ayuda y convocará también las suyas para expresar su rechazo a este "rescate" que acabarán pagando los ciudadanos con "más recortes sociales".

Amaiur: "Es una estafa"

De forma inmediata quiere el PNV que Rajoy dé las oportunas explicaciones porque entiende que no se puede esperar hasta julio para aportar a la Cámara los "detalles y los condicionantes" de la ayuda, así como las razones por las que en tan solo dos semanas el Gobierno ha pasado de "descartar el rescate bancario a aceptarlo".

También Amaiur se ha pronunciado sobre la ayuda, que ha calificado de "estafa", a la vez que ha acusado al Gobierno de "mentir constantemente" sobre las condiciones del préstamo y ha remarcado que la banca "no necesita ser rescatada, sino investigada, procesada y juzgada".

Desde UPyD, su portavoz, Rosa Díez, ha explicado que no ha podido registrar el requerimiento de comparecencia de Rajoy porque hace falta que sea firmado al menos por dos grupos parlamentarios, pero ha insistido en exigir al presidente que acuda ya a la Cámara. Ha añadido que su negativa a hacerlo supone "la máxima manifestación de falta de respeto a los ciudadanos", así como una muestra de "prepotencia" que resulta "impropia en un jefe de Gobierno".

Por ERC, su secretaria general, Marta Rovira, ha afirmado que el Ejecutivo "está haciendo el ridículo negando una y otra vez que estemos ante una intervención de la UE en toda regla" y al no utilizar la palabra "rescate".

Una semana de deliberación

La Junta de Portavoces del Congreso tardará todavía una semana en estudiar las peticiones de comparecencia ante el pleno del presidente del Gobierno para que explique la ayuda europea a la banca pues los plazos impiden que se vean en la reunión que este órgano tiene este martes.

Fuentes gubernamentales han confirmado que las solicitudes presentadas por la oposición no podrán ser calificadas por la Mesa de la Cámara -paso previo a su debate en la Junta- porque sólo puede dar el visto bueno al trámite de peticiones registradas hasta el mediodía del sábado anterior.