El tribunal de jurado declara culpable al acusado de matar en diciembre de 2010 a su expareja en Barakaldo

También es considerado culpable de intentar asesinar al compañero de la víctima y se enfrenta a una pena de entre 30 y 35 años de prisión

El tribunal de jurado en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Bizkaia contra S.M.G., acusado de matar en diciembre de 2010 en Barakaldo (Bizkaia) a su expareja, C.E.B., y herir a su nuevo compañero, le ha declarado culpable de asesinato y del intento de asesinato del novio de la fallecida.

También le ha considerado el jurado popular culpable de quebrantamiento de medida cautelar en la orden de alejamiento que pesaba sobre su persona y de allanamiento de morada. Además, el jurado ha rechazado las tesis de la defensa que consideraban como atenuantes su coeficiente intelectual bajo, el atenuante de confesión y el de arrebato u obcecación. Así, el jurado popular ha aceptado todas las tesis de la Fiscalía y del Abogado del Estado, y ha rechazado todas las de la defensa.

Ahora corresponde a la magistrada-presidenta redactar la sentencia y aceptar o no el 'concurso ideal de delitos' alegado por la defensa, que significa que si se comete un delito como medio para cometer otro, la pena sería más baja que si se contemplan los tres delitos por separado. En este caso, para cometer el asesinato, el acusado tuvo que quebrantar la medida cautelar (de alejamiento) y allanar la morada. En todo caso, la sentencia se moverá entre los 30 y los 35 años de prisión.

Tras conocer la decisión del jurado, la letrada Marta Dolado, que ejercía la acusación en nombre de la familia de la víctima mortal y de su novio herido, se ha mostrado "muy satisfecha" con el fallo y ha alabado el trabajo "perfecto del jurado", al tiempo que ha destacado que las pruebas "estaban claras" y que espera que la sentencia se haga pública en menos de una semana.

La abogada de la familia había solicitado una mayor pena por las lesiones psíquicas sufridas por el novio de la víctima mortal, aspecto éste que el jurado ha considerado no probado.

La Fiscalía provincial de Bizkaia solicitaba para el acusado 34 años y ocho meses de prisión, mientras que la acusación particular, que representa a la familia de la joven fallecida pedía la pena máxima.

El acusado había mantenido una relación sentimental con C.E.B. entre 2006 y 2010, año en el que interpuso una denuncia contra S.M.G por violencia de género. El Juzgado de Instrucción número 2 de Barakaldo dictó un auto por el que establecía una orden de alejamiento de manera que no se podía acercar a su víctima a una distancia de 300 metros de su persona y domicilio.

El 6 de diciembre de 2010, estando vigente la orden de alejamiento, el imputado accedió al domicilio de C.E.B. a través de una plataforma de mecano aprovechando las obras que se estaban llevando a cabo en el exterior del edifico. En concreto, provisto de un arnés, se descolgó con una cuerda desde la azotea hasta el balcón del domicilio de la víctima, en un décimo piso de un total de doce.

El acusado esperó escondido en una habitación hasta la llegada de C.E.B. y de su acompañante. Cuando entraron, golpeó con una catana corta al novio de su expareja, pero, al caérsele al suelo, sacó un cuchillo de cocina de 32 centímetros y se lo clavó en el cuello y le produjo un corte. El herido abandonó el domicilio en busca de ayuda.

En ese momento, el acusado se dirigió a su exnovia que se había refugiado en una habitación y la agredió por la espalda, clavándole el cuchillo en dos ocasiones en el cuello, siendo una de las lesiones mortal de necesidad, lo que le provocó la muerte. El herido necesitó 13 días de asistencia en régimen hospitalario y 120 días impeditivos, quedándole diversas secuelas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento