Valcárcel media con Gobierno central, que mandará 38 hm3 para próximo trimestre pero no atenderá volumen de enero

Los regantes del trasvase Tajo-Segura dispondrán finalmente para los meses de julio, agosto y septiembre de 38 hectómetros cúbicos mensuales, no atendiendo así su petición de que se completara la totalidad del agua aprobada en enero (35 hm3).
Jose Manuel Claver
Jose Manuel Claver
EUROPA PRESS

Los regantes del trasvase Tajo-Segura dispondrán finalmente para los meses de julio, agosto y septiembre de 38 hectómetros cúbicos mensuales, no atendiendo así su petición de que se completara la totalidad del agua aprobada en enero (35 hm3).

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), José Manuel Claver, quien ha subrayado que ha sido a las 13.00 horas cuando ha tenido conocimiento de dicha decisión, trasladada por el presidente Ramón Luis Valcárcel.

Fue la semana pasada cuando el director general del Agua del Ministerio de Agricultura, Agua y Medio Ambiente, Juan Urbano, se mostró "muy receptivo" para atender las necesidades de los agricultores murcianos para el verano.

Según Claver, en aquella reunión se propuso una posible solución en cuanto a la disponibilidad de agua para el próximo trimestre pero no ha sido hasta este mediodía cuando han recibido noticias del presidente Valcárcel, que ha mediado con el Gobierno central para conseguir las reivindicaciones de los regantes.

La solución, ha explicado, "no es la que nosotros pedíamos", por lo que considera que "no es la más idónea, pero es la solución que la Administración ha considerado y nos puede valer en principio".

De este modo, "no vendrá un volumen adicional en junio de 35 hm3 de regadío, que era lo que pedíamos, para cumplir con la totalidad del agua aprobada en el acuerdo de enero, sino que los 38 hm3 de julio-septiembre se repartirán entre abastecimientos y regadíos, de forma que los regadíos van a perder una mayor parte en ese volumen".

En concreto, de esos 38 hm3, 33 serán para regadíos y los 5 restantes para abastecimiento, "teniendo que recurrir éstos últimos a la desalación". En su opinión, "podemos tirar con eso y atender las demandas de regadío en esos tres meses, pero nos hubiera gustado más la otra solución".

Y es que, ha insistido, "con esta cantidad podremos atender los regadíos, pero no con la comodidad que pretendíamos". Por ello, ha trasladado a los regantes un mensaje de tranquilidad, porque "lo hemos pasado mal hasta que hemos recibido la llamada de Valcárcel", a quien ha agradecido, junto con el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, las labores que han realizado para ello.

No obstante, ha advertido que en caso de ser necesario tocarán el embalse muerto, que es la parte de los embalses que están por debajo de la toma. En la cuenca del Segura se reparten entre los regadíos tradicionales y el trasvase Tajo-Segura.

Las previsiones para después del verano serán de 38 hm3 igualmente hasta noviembre y diciembre "dependerá de cómo evolucionen las existencias". Según ha comentado, "es posible que se entre a Consejo de Ministros y se disminuya de 38 a 23 hm3".

De forma que espera tener un otoño "lluvioso", ya que en caso contrario "las previsiones serán duras".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento