El Gobierno regional deberá pagar 9.000? a concesionarios por las subvenciones adelantadas del Plan 2000E

El Gobierno de Cantabria deberá pagar 9.000 euros a los concesionarios de automóviles cántabros por las suvenciones adelantadas a los compradores del Plan 2000E.

El Gobierno de Cantabria deberá pagar 9.000 euros a los concesionarios de automóviles cántabros por las suvenciones adelantadas a los compradores del Plan 2000E.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 3 de Santander ha sido el "primero", según la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), ha dictado la primera sentencia firme que se resuelve en España sobre este contencioso.

Según Faconauto, esta sentencia reconoce el derecho de los concesionarios de automóviles en España al cobro de las subvenciones a la compra de vehículos adelantadas en su momento a los compradores en el marco del Plan 2000E.

En esta sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juzgado ha estimado la demanda interpuesta por Faconauto contra una resolución de abril de 2011 del entonces consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico de Cantabria, Juan José Sota (PSOE), en la que no admitía la deuda pendiente con los concesionarios.

Sin embargo, la jueza ha condenado ahora a la comunidad autónoma a pagar los 9.000 euros más intereses que los puntos de venta de la región adelantaron.

En contra de lo que sostenía la resolución de la Consejería, que declara la inadmisión de la reclamación de responsabilidad patrimonial de los concesionarios al Gobierno de Cantabria al considerar que ésta no le es imputable pues no fue la que gestionó las ayudas del Plan 2000E, sino la empresa pública Genercan, el Juzgado mantiene que el "daño producido" sí se puede achacar a la administración demandada.

Según la sentencia, es el Gobierno de Cantabria, "al adherirse voluntariamente" al Plan, el que "concede la subvención" y el que "no adoptó las medidas necesarias" para que el sistema informático para registrar las solicitudes estuviera operativo desde el momento en que los compradores tenían derecho a la ayuda", 1 de enero de 2010, y no el 25 de marzo.

Según la juez, y contradiciendo la postura de la Consejería, Genercan, la empresa pública que en Cantabria gestionó las ayudas, es una "mera colaboradora".

Por otra parte, la magistrada no aprecia "ninguna conducta negligente, imprudente o fundamentada en meras expectativas" por parte de los concesionarios y sostiene que éstos "cumplieron con la totalidad de las obligaciones" que les exigía el real decreto que regulaba el Plan, entre las que figuraba adelantar la subvención a los compradores, pese a no estar disponible el registro.

Una gestión "desastrosa"

Por su parte, el presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold, aseguró que se ha hecho justicia con esta decisión y que se reconoce que la gestión del Plan 2000E "fue desastrosa y que se hizo un daño enorme a muchas pymes concesionarias". "Desgraciadamente, muchos concesionarios no van a llegar a recibir el dinero que se les debe porque la crisis ha terminado con ellos", aseguró.

Faconauto indicó que el Plan 2000E fue concebido como una subvención que las Administraciones Públicas entregaban al comprador de un vehículo y a los concesionarios se les exigía adelantar el importe de la subvención de los compradores. No obstante, cuando se empezaron a grabar estas operaciones ya se había superado el cupo máximo del presupuesto, por lo que se les negó su reembolso.

En el marco de esta situación, la patronal de los puntos de venta ha reclamado, en el conjunto de España, un total de 13.891 operaciones por un importe total de 6,8 millones de euros. De este total, 1,99 millones de euros corresponden al Ministerio de Industria y 4,85 millones de euros a las comunidades autónomas.

La Federación estima que esta cifra de 6,8 millones de euros solicitada representa únicamente un tercio del total adeudado, puesto que muchos concesionarios decidieron no reclamar de forma judicial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento