De la Vega a los tripulantes del 'Francisco y Catalina': "Habéis dado una lección de humanidad y grandeza"

Las claves:
  • Rescataron a 51 inmigrantes subsaharianos en las costas maltesas.
  • Han recibido la Orden del Mérito Civil.
Fernández de la Vega entrega las medallas al mérito civil a los tripulantes del buque pesquero español "Francisco y Catalina". (Gustavo Cuevas / Efe)
Fernández de la Vega entrega las medallas al mérito civil a los tripulantes del buque pesquero español "Francisco y Catalina". (Gustavo Cuevas / Efe)
Gustavo Cuevas / Efe
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega, destacó hoy durante la entrega de las Condecoraciones del Mérito Civil otorgadas a los tripulantes del buque pesquero español 'Francisco y Catalina' la "valentía, generosidad y grandeza" de los diez marineros que el pasado mes de julio rescataron a 51 inmigrantes subsaharianos en las costas maltesas, 43 hombres, ocho mujeres y una niña de 2 años.
Volveríamos a rescatar una embarcación de inmigrantes en caso de necesitar ayuda

Asimismo, recordó que esta "lección de humanidad" no se limitó a dar auxilio a quienes en su momento lo necesitaron, sino que durante ocho días dejaron a un lado sus obligaciones "para atender sus deberes cívicos".

Los nombres de los tripulantes condecorados hoy son: José Durá López, armador y patrón del buque; Bautista Molina Soler, segundo patrón; Álvaro Domínguez Soneira, contramaestre; Jaime Valero López, cocinero; Antonio Baeza Lloret, primero de máquinas; Juan Pascual Lafuente Durá, segundo de máquinas; Jesús Nemiña Antelo, triador; y José Emilio Toba Martínez, Ramón Marcote Traba y Manuel Pérez Ballón, marineros.

"Muy emocionados"

Los galardonados declararon sentirse "realmente emocionados", ya que en ningún momento pensaron que su labor fuera "tan reconocida" tras su llegada a España.

Además, no dudaron en confirmar que "volverían a rescatar una embarcación de inmigrantes en caso de necesitar ayuda".

No pensamos que nuestra labor fuese tan reconocida al llegar aquí

De esta forma, el marinero José Emilio Toba destacó que la convivencia durante los ocho días fue bastante positiva "dentro de las limitaciones del barco", y que mantienen el contacto con algunos de los subsaharianos, ya que incluso "los últimos días se permitían algunas bromas y más confianza".

El pesquero volverá a partir a aguas mediterráneas el próximo 12 ó 14 de septiembre.

"Drama humano"

La vicepresidenta primera también recordó la necesidad de obtener un apoyo y cooperación global, tanto de la Unión Europea como de los países de origen, para reconducir "el profundo drama humano que representa la inmigración ilegal".

De la Vega insistió en que la presión migratoria es "una labor prioritaria" para el Gobierno y que debe ser reconducida mediante las vías legales, ya que la ley es "la única garantía de que los flujos migratorios se produzcan con seguridad y sin riesgo para la vida humana".

Además, pidió que, al ser una problemática "que trasciende de las fronteras españolas", se intente que todos los países asuman la responsabilidad y traten de combatir la migración, insistiendo en luchar contra las mafias de tráfico ilegal de personas que ponen en riesgo su vida para "huir de la miseria y buscar una vida mejor".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento