Homosexualidad
Dos jóvenes, besándose, durante la celebración del Día del Orgullo Gay, en Madrid, el pasado 2 de julio. GTRES

Sor Margaret A. Farley,  monja y prestigiosa profesora emérita de la Yale Divinity School, ha causado estupor en el Vaticano con su libro sobre sexualidad: Just Love. A Framework for Christian Sexual Ethics, que ha sido duramente criticado por sus opiniones acerca de la masturbación, los actos homosexuales, las uniones homosexuales, la indisolubilidad del matrimonio y el divorcio.

La Congregación para la Doctrina de la Fe examinó el texto de la monja americana y en una nota ha asegurado que "el libro en cuestión contiene proposiciones erróneas cuya divulgación podía causar grave daño a los fieles", por lo que invitó a la autora a "corregir las tesis inaceptables presentes en su libro".

La masturbación generalmente no implica ningún problema de carácter moral

La respuesta de Sor Farley no satisfizo a la Congregación, que ha considerado que no clarificaba adecuadamente los problemas contenidos en el libro, por lo que sus miembros decidieron proceder a la publicación de una notificación.

"Entre los numerosos errores y ambigüedades del libro se encuentran sus opiniones acerca de la masturbación, los actos homosexuales, las uniones homosexuales, la indisolubilidad del matrimonio y el problema del divorcio seguido de nuevas nupcias": asegura la nota.

Sor Farley opina en su libro que "la masturbación generalmente no implica ningún problema de carácter moral", y que lejos de perjudicar las relaciones, "podía ayudarlas"; pero según las autoridades eclesiásticas "es un acto intrínseca y gravemente desordenado".

El libro opina que "las relaciones y los actos homosexuales pueden ser justificados de acuerdo a la misma ética sexual de las relaciones y los actos heterosexuales", posición que el Vaticano considera que "no es aceptable".

Sor Farley señala en su libro que son injustas "las legislaciones contra la discriminación de los homosexuales, así como de las parejas de hecho, las uniones civiles y los matrimonios gais".

La Congregación acepta "el respeto hacia las personas homosexuales", que "no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales".

Sobre el divorcio, el Vaticano cree que la opinión de Sor Farley "está en contradicción con la doctrina católica sobre la indisolubilidad del matrimonio".

Farley, que ha recibido más de 11 títulos honoríficos de distintas universidades por importante labor teológica y educativa, ha dicho que con su libro no ha querido reflejar las enseñanzas actuales de la iglesia católica, sino explorar la sexualidad según las distintas tradiciones regiliosas, fuentes teológicas y experiencias humanas. Como Farley no es profesora en ninguna universidad católica, la Iglesia no puede prohibirle que enseñe, aunque ya le ha hecho llegar su disgusto a través de esta nota pública.