Los quiosqueros del Retiro ya suman 42 días de lucha contra el Ayuntamiento

  • El Consistorio ha cambiado la concesión de estos locales, cuya gestión había ido pasando de padres a hijos o nietos dentro de las mismas familias.
  • Cinco terrazas del Paseo de Coches siguen cerradas por decisión municipal.
  • Los dueños duermen dentro.
Un grupo de quiosqueros del Retiro, encerrados en uno de los locales como señal de protesta.
Un grupo de quiosqueros del Retiro, encerrados en uno de los locales como señal de protesta.

"Estamos fuertes de ánimo porque estamos defendiendo lo justo, que el Retiro no pierda sus negocios tradicionales". Lo dice Yolanda, una de las trabajadoras de los cinco veladores del parque más emblemático de la capital que a día de hoy permanecen cerrados a cal y canto en las inmediaciones del Paseo de Coches impidiendo a los madrileños disfrutar de sus terrazas.

Desde hace 42 días –con sus respectivas noches– sus propietarios resisten encerrados en su interior a la espera de que un juzgado resuelva sobre su futuro. En muchos casos, los dueños llevan generaciones al frente de estos negocios que ya regentaban sus bisabuelos.

"Normalmente nos quedamos cinco, siete o diez personas a dormir, incluso con los niños", explican quienes llevan 42 noches pernoctando dentro del parque en señal de protesta.

Cambio en la concesión

El motivo de que miles de madrileños no puedan disfrutar estos días de cinco de los 11 quioscos del parque hay que buscarlo en el Ayuntamiento de Madrid.

El Consistorio decidió este año, unilateralmente y por sorpresa, modificar el sistema de adjudicación de las licencias de estos negocios y beneficiar a quien hiciera la oferta económica más elevada.

De entrada, los quiosqueros aseguran que se han fijado cantidades mucho más altas en concepto de canon con el objetivo de que ellos no puedan pagarlo y dárselo a grandes empresas. Por eso, los quiosqueros afectados  llegaron incluso a impugnar el proceso de adjudicación meses atrás.

Desde entonces, el desahucio de unos y las nuevas adjudicaciones a favor de otros están en los juzgados, que serán quienes resuelvan si los madrileños seguirán o no disfrutando de los veladores del Paseo de Coches con sus dueños de siempre.

Cientos de ciudadanos anónimos se han solidarizado con los quiosqueros del Retiro. Cada día que pasa son más los mensajes que aparecen en las paredes de los veladores dejados por vecinos, clientes y paseantes para darles ánimo en su lucha. Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid procedió a la clausura de uno de los quioscos cuando el juzgado levantó las primeras medidas cautelares. Desde entonces, el Consistorio no ha logrado el visto bueno judicial para completar los desahucios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento