El jurado declara culpable de asesinato al acusado del crimen de Lekunberri

El jurado popular ha declarado por mayoría culpable de asesinato al acusado del crimen de Lekunberri, en el que el joven guipuzcoano Asier Lavandera resultó muerto por varias puñaladas a la salida de una discoteca.

El jurado popular ha declarado por mayoría culpable de asesinato al acusado del crimen de Lekunberri, en el que el joven guipuzcoano Asier Lavandera resultó muerto por varias puñaladas a la salida de una discoteca.

Los nueve miembros del jurado, cinco mujeres y cuatro hombres, comenzaron a deliberar este sábado a las 14.30 horas, tras cuatro días de vista oral y, sobre las 22 horas han dado a conocer su veredicto, que declara culpable de asesinato al acusado S.F.R.S.

En su veredicto, el jurado ha apreciado, con ocho votos a favor, que al cometer el crimen hubo alevosía. Asimismo, los miembros del jurado han dado por probado, con siete votos, que también hubo ensañamiento.

En concreto, el jurado ha considerado probado, con ocho votos a favor, que el acusado dio muerte a Asier Lavandera al haberle asestado tres navajazos, en un primer momento, sin que pudiera apercibirse la víctima, y en un segundo momento otros dos navajazos, aprovechándose de que había caído al suelo y que se encontraba indefenso.

Asimismo, han percibido ensañamiento, al dar por probado, con mayoría de siete votos, que el acusado aumentó innecesariamente el sufrimiento de la víctima.

Por otro lado, el jurado, aunque ha indicado que S.F.R.S padece un trastorno antisocial de la personalidad de carácter grave, han concluido que éste no condicionó su conducta frente a Asier Lavandera y que, en consecuencia, reaccionara asestándole los navajazos.

Además, los miembros del jurado han estimado que cuando cometió los hechos, el acusado, a pesar de haber ingerido bebidas alcohólicas, no tenía afectadas de forma relevante sus facultades intelectivas y de la voluntad.

Petición de penas

Después de conocer el veredicto del jurado, el Ministerio Fiscal ha mantenido su petición de 18 años de cárcel para el acusado y solicita una indemnización para la familia del fallecido de 200.000 euros.

Por su parte, la acusación particular, ejercida por la familia, también mantiene la pena de 25 años de prisión para S.F.R.S. y pide una indemnización de 300.000 euros.

Por contra, la defensa del acusado, que antes del inicio del juicio solicitaba dos años y seis meses de prisión por homicidio y el internamiento en un centro educativo especial, ha pedido, tras el veredicto, la pena mínima por asesinato, 15 años y un día. Además, ha reclamado que la atenuante de confesión tras cometer el crimen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento