La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha destacado el "amplio consenso" de la recién aprobada reforma laboral, cuyos efectos "se están empezando a ver", como son los "26.000 nuevos contratos indefinidos de apoyo a emprendedores", el 52 por ciento de los cuales se han cerrado con jóvenes. Y es que, según ha enfatizado, "es deseo del Gobierno que sea la puerta de entrada en el mercado de trabajo de tantos jóvenes que esperan de nosotros oportunidades".

Así lo ha expresado Báñez durante la clausura en Cádiz de la XII Asamblea Nacional de Juntas de Gobierno de Colegios Oficiales de Graduados Sociales, donde ha mostrado su preocupación por la elevada tasa de paro juvenil. En este sentido, ha asegurado "rebelarse" contra las afirmaciones de algunos organismos internacionales que aluden a una "generación perdida" en España.

Además de esos 26.000 nuevos contratos, la ministra ha aludido a otra "buena noticia" que es resultado de la puesta en marcha de la reforma laboral, que es el aumento en marzo de "medidas colectivas temporales de modificación de la jornada o de moderación de salarios frente a despidos colectivos" en las empresas.

Báñez ha señalado que el momento actual es "muy difícil", aunque las crisis son también "una oportunidad para hacer reformas para mejorar las cosas". Así, el Gobierno de Mariano Rajoy está llevando a cabo una serie de reformas "de hondo calado" para poner solución a la "trágica situación" que supone la cifra de "5,6 millones de parados, la mitad de los jóvenes sin oportunidades y casi 1,7 millones de personas que no tienen recursos para empezar el mes".

Sin embargo, "confiamos decididamente en las posibilidades de este país" y en que la sociedad es "capaz de levantarse y seguir adelante para mirar el futuro con esperanza y decisión", poniendo cada uno "su granito de arena" para volver a la senda del crecimiento económico y a la generación de empleo.

Ahí juega un papel "decisivo" la reforma laboral, a la que se ha referido como una reforma "equilibrada y completa" que goza, además, de "un amplio consenso" y atiende a "los grandes problemas de nuestro mercado de trabajo", señalando como determinantes los conceptos de empleabilidad y flexibilidad.

Finalmente, la ministra ha querido concluir su discurso con "un mensaje de esperanza", ya que está "convencida" de que la sociedad será "protagonista de la salida de la crisis" y de que "España va a ser el país que estabilice por fin el euro, desde el crecimiento económico y desde la decidida lucha por la creación de empleo".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.