Ecologistas en Acción de León se ha dirigido al servicio territorial de Industria de la Junta de Castilla y León para solicitar personarse en los expedientes de investigación y explotación de hidrocarburos que se tramitan en la provincia leonesa, referidos a la extracción de gas no convencional conocida como 'fracking'.

En León se encuentran iniciados expedientes de este tipo en la zona de Boñar y Cistierna, donde hay un permiso vigente por Comunidad para buscar gas en lechos de carbón. El promotor es CBMRESA (CBM recursos energéticos, en la que participa el Ente Regional de la Energía, la Hullera Vasco Leonesa y Vancast Exploración).

Asimismo, en Matallana hay un permiso solicitado a la Comunidad para desarrollar metano en minas y en lechos de carbón, aunque el promotor, Heritage-Petroleum, podría haber declinado su petición, según ha informado Ecologistas en Acción en un comunicado recogido por Europa Press.

La organización ecologista ha señalado que la fracturación hidráulica horizontal ha producido "severos impactos ambientales y sociales" en los países en que se ha aplicado como los Estados Unidos, hasta el punto de que en Francia se ha prohibido su empleo.

"graves riesgos"

En este sentido, ha explicado que el fracking conlleva "graves riesgos" sobre el medio ambiente, las personas y las reservas de agua dulce como la contaminación de acuíferos y ríos por los productos tóxicos presentes en la mezcla de líquidos inyectados al subsuelo o el ingente consumo de agua que, sólo en parte, se recupera fuertemente contaminada.

Igualmente, provoca una alta ocupación del territorio por la cantidad de pozos necesarios para optimizar las explotaciones, lo que incide negativamente en actividades como la agricultura, la ganadería y el turismo, que mantienen el mundo rural, además de producir fugas de gases contaminantes y de metano.

Ecologistas en Acción entiende que el principio de precaución debe estar "más presente que nunca" en las decisiones relativas a la extracción de recursos e impacto ambiental en el territorio y ha insistido en que los riesgos del uso de la fractura hidráulica son elevados y su rendimiento energético es bajo.

Por este motivo, considera que la Junta de Castilla y León debería prohibir la investigación y explotación de gas no convencional por fractura hidráulica y apostar por un modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables.

Consulta aquí más noticias de León.