El "cazacocodrilos" Steve Irwin
Fotografía del 7 de julio de 2002: Steve Irwin (c) junto a su mujer Terri (i) y su hija Bindi-Sue (d), en Sydney, Australia. Jamie Fawcett / EFE Jamie Fawcett / EFE
La muerte de Steve Irwin ha conmocionado Australia, y ha sido también muy sentida por sus fans en todo el mundo.

"Si alguna vez tenía que ser, siempre dijimos que sería en el océano. En tierra, él era ágil, despierto, rápido, y el océano agregaba un elemento que no es controlable", dijo su mánager y amigo, John Stainton.

Australia está de luto, porque pese a ser un hombre polémico por sus actitudes histriónicas, y por no vestir nunca otra cosa que pantaliones cortos y camisa caqui al estilo explorador, era muy respetado por sus apasionadas actividades en favor de la conservación de los animales y la naturaleza.

Si alguna vez tenía que ser, siempre dijimos que sería en el océano. En tierra, él era ágil, despierto, rápido. El océano agregaba un elemento no controlable

Incluso el Parlamento hizo un intervalo para rendirle homenaje, y su primer ministro, John Howard, dijo que se trató de "un australiano genuino y destacado".

La policía dijo que el vídeo no muestra evidencias de que la reacción de la raya haya sido producto de alguna amenaza o intimidación por parte de Irwin.

Estas especies son generalmalmente pacíficas, y sólo atacan para defenderse.

Se especula con que posiblemente la raya se haya sentido atrapada entre el naturalista y el cámara.

Además, los expertos han dicho que lo más probable es que la muerte no se haya al veneno del aguijón, sino a la herida física producida por eél mismo.

Buscando el filón económico

Un flujo de objetos relacionados con Irwin está llenando los sitios de subastas por Internet.

Libros, posters, películas, muñecos, camisetas y hasta un billete de un dólar con la cara sonriente de Irwin ya forman parte de sitio eBay.