El alcalde de Palma, Mateu Isern, ha anunciado que el Ayuntamiento "hará economía de guerra" en el proyecto de reforma de la Playa de Palma, en el sentido de que va a "redimensionar" el Consorcio reduciendo su "coste corriente" y apostando por la financiación de la empresa privada. Además, ha recordado que este año el Govern no podrá hacer frente a ningún tipo de actuación en la zona.

En una rueda de prensa en la que el Consistorio y la Delegación del Gobierno en Baleares han firmado la incorporación del Sistema de seguimiento integral de los casos de violencia de género (Viogen) en la Policía Local, Isern ha explicado que "tenemos que ser capaces de adaptarnos a las circunstancias y tomar decisiones en base a la realidad".

Por ello, ha afirmado que "está claro que muy probablemente este año el Govern no va a tener disponibilidad presupuestaria para hacer frente al pago de las cantidades, que fueron desviadas por el anterior Ejecutivo en gasto corriente".

Así, ha recordado que "el Consorcio no recibió en su día estas cantidades que debe percibir, pero no va a ser posible con toda probabilidad que lleguen como mínimo este año, por lo que vamos a readaptarlo a la situación actual reduciendo de manera importante su coste operativo".

No obstante, Isern ha afirmado que el Consorcio es "un organismo absolutamente fundamental para que la transformación de la Playa de Palma se realice con éxito" que, además, "debe seguir trabajando porque tiene obligaciones que tiene que hacer efectivas" y ha asegurado que su disolución sería "imposible".

Debido a la deuda de las cuentas municipales y autonómicas, Isern ha resaltado que realizarán un "esfuerzo extraordinario" para que la iniciativa privada "lidere o colabore de forma muy importante" en este proyecto.

En este sentido, Isern ha anunciado que hay un "interés extraordinario" de las empresas privadas que tienen propuestas de inversión para la "dinamización y rehabilitación" de la zona. Por ello, trabajarán para conseguir que "aporten esos recursos que ahora mismo no tenemos para que la Playa de Palma sea una realidad".