La Asociación de Productoras Audiovisuales de las Islas Baleares (APAIB) ha asegurado que "no comparte ni el tono ni la forma" del comunicado emitido por la Asociación de Productores de Baleares (Aproba) en el que asegura poseer unas grabaciones en las que se escucha al líder del Ejecutivo balear, José Ramón Bauzá, incurrir en presuntos delitos de prevaricación y que podrían emitirlo.

En un comunicado, APAIB indica que la asociación Aproba representa "exclusivamente" a sus asociados, un grupo muy concreto de empresarios y productores, por lo que ha recalcado que "no puede de ninguna de las maneras erigirse en portavoz de todo el sector balear".

Así, ha recordado que APAIB es, con más de 8 años de existencia, la "principal y más representativa entidad del sector audiovisual en Baleares y la única que hoy en día sigue agrupando a la gran mayoría de productoras".

Por otro lado, ha censurado el "total menosprecio" del Govern actual hacia la industria audiovisual de las islas por su "reiterada falta de diálogo, transparencia y voluntad, demostrada al dar un trato de favor al grupo de comunicación Secuoya, mientras cierra la puertas del diálogo al propio sector audiovisual balear, que ya ha venido sufriendo la históricamente politizada y nefasta gestión de IB3 y el cierre de Televisió de Mallorca".

En este sentido, ha considerado que el Govern debe ejercer una gestión "transparente y no tratar de confundir a la opinión pública" llamando "privatización de IB3 a lo que a todas luces parece una externalización de servicios".

"APAIB defiende y defenderá firmemente la industria audiovisual balear, el enorme potencial de nuestra Comunidad por sus localizaciones, servicios y climatología, el talento de nuestros creadores, artistas y profesionales de la comunicación y el audiovisual", ha remarcado.

Además, ha añadido que también defiende y defenderá una Televisió Pública gestionada desde la "profesionalidad e independencia como genuino servicio público, potenciadora de nuestra cultura y autonomía".

Por otra parte, APAIB exige a los responsables políticos del Govern que de "una vez por todas" actúen de acuerdo con los valores democráticos de "honestidad, diálogo, transparencia y lealtad hacia su propia industria, sin permitir favoritismos a empresas o grupos de comunicación concretos, gestionando los recursos económicos de la Comunidad de manera que reviertan en el interés y el bien común de todos sus ciudadanos".

Por estas razones, ha insistido en la "necesidad urgente" de dialogar con Bauzá, a fin de "restablecer el diálogo y el sentido común como únicas vías de alcanzar un consenso".

Por su parte, el presidente del Govern señaló este jueves que estudia tomar medidas legales contra las amenazas de Aproba, ya que, según dijo, no admite "extorsiones ni coacciones".