El escritor Dioni Arroyo une inadaptación, existencialismo, amor irracional y ambientación gótica en el Valladolid de 1987 a través de su obra 'Los ángeles caídos de la eternidad', una novela inspirada en autores como Sartre o Camus en la que plantea los problemas de comunicación que atenazan a los jóvenes de entre 22 y 23 años y que se presenta este viernes en la librería Oletvm de Valladolid a partir de las 19.30 horas.

El relato cuenta la historia de Asur e Itziar, dos jóvenes "marginales" con problemas de comunicación y a los que "les cuesta mucho relacionarse" puesto que "no tienen empatía y son incapaces de ponerse en la piel del otro", los cuales verán cómo giran sus vidas por culpa de un crimen, según ha explicado el propio autor en declaraciones realizadas a Europa Press.

En el caso de Asur, se trata de un "eterno adolescente", alcohólico y sin trabajo que "no comprende la situación que le rodea" y que es "incapaz de madurar", lo le hace ver el mundo "como una amenaza".

Por su parte, Itziar tiene un pasado que "la ha marcado" y que es el responsable de sus problemas. Se trata de una maquilladora de cadáveres que realiza el turno de noche en un funeraria.

Según ha confesado Dioni Arroyo, el relato se cuenta en primera persona, desde la óptica del protagonista, mientras que Itziar era "un personaje secundario" que "se reveló" contra su creador y adquirió "mayor importancia". Todo ello, aderezado con intensas escenas de sexo que procuran "dar un valor más" a la vida que "padecen".

En la novela, completa este reparto Ciprià, un filosofo comunista cuya relación con la Unión Soviética obligó a situar la trama antes de la caída del Muro de Berlín, concretamente en 1987.

'METANOIA'

Asur es también el nombre del protagonista del segundo relato de Arroyo, 'Metanoia', publicado conjuntamente con 'Los ángeles caídos de la eternidad'. En ella, se refleja una distopía situada dentro de 15 años, en la que se muestra "el peor de los futuros posibles" en que podría degenerar la actual situación económica, transformada en una crisis energética y de fuerte recorte de libertades, una crítica a la actual "deriva hacia la autodestrucción de la sociedad" basada en las teorías de distintos autores.

No obstante, 'Metanoia' contiene, entre su pesimismo, un "mensaje de esperanza" que "invita al cambio interior", así como un juego con las "paradojas temporales" provocadas por los viajes en el tiempo, que también se reflejan en la novela y que implican consecuencias en un futuro aún más lejano que dependerá de las acciones que tomen los protagonistas de ese presente de dentro de 15 años.

Las cárceles del futuro, concebidas como grutas subterráneas, muestran la influencia de la profesión de Dioni Arroyo —funcionario de prisiones— y de la impresión que le provoca el "ambiente decadente" de estos centros, en los que "parece que no ha llegado el siglo XXI".

Ambas obras contienen cierta crítica a los abusos a menores cometidos por algunos miembros de la Iglesia Católica, si bien el autor ha puntualizado que "no se trata de atacar a la Iglesia", sino de "evitar que se repitan estos actos" los cuales "la dañan injustamente".

Precisamente, la fe de Dioni Arroyo, el bahaísmo, cobra importancia en 'Metanoia', donde se exponen sus ideales filosóficos, su "aperturismo", su "defensa de la igualdad entre el hombre y la mujer", y su apuesta por "un gobierno mundial".

'Metanoia' es la última composición de Arroyo, que, no obstante, la ha publicado conjuntamente con 'Los ángeles caídos de la eternidad', con la cual "no estaba conforme" hasta que varios amigos a los que gustó la novela lo animaron a publicarla.

La presentación de ambas novelas se celebrará este viernes, 25 de mayo, en la librería Oletvm de Valladolid, en un acto en el que también estarán presentes el poeta visual Rafael Marín y el escritor Julio Martínez.

Próximos proyectos

De cara al futuro, el escritor vallisoletano prepara una narración "gótica" en la que fusionará vampirismo, violencia, jóvenes, algo de brujería y amor en una "pura narración gótica" contada en tres partes.

La primera parte de 'El sabor de tu sangre' se ambientará en el Valladolid de 1992, mientras que la segunda se sitúa en la Cárcel cántabra de El Dueso y la tercera constituirá un viaje a 1836. Es precisamente la literatura decimonónica la que inspira este relato, así como 'Drácula', 'Frankenstein' o las obras de Edgar Alan Poe.

Dioni Arroyo Merino nació en Valladolid en 1971. Licenciado en Antropología por la Facultad de Filosofía de la UNED y diplomado en Educación Social, ha vivido en varias ciudades por motivo de su profesión, como Santa Cruz de Tenerife, Jerez de la Frontera (Cádiz) o Pontevedra.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.