El Pleno del Ayuntamiento aprobará este viernes, 25 de mayo, la solicitud de incorporación de Guadalajara a la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI).

De esta forma, Guadalajara dará un paso decisivo para situarse entre los municipios españoles que tienen una clara vocación de modernidad, innovación, sostenibilidad, servicio eficiente y participación de los ciudadanos.

Guadalajara iniciará el proceso para la reconversión en ciudad inteligente, lo que supone una importante transformación social en la que las tecnologías de la información y la comunicación crean nuevos espacios de inversión y crecimiento, y nuevas oportunidades a través de una gestión y uso más sostenible y racional de los recursos, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

En definitiva, se trata de crear espacios urbanos con un alto nivel de habitabilidad y sostenibles en el tiempo, tanto por su equilibrio económico como por su equilibrio ambiental.

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha manifestado su convicción en que "la incorporación a la RECI y el inicio del proceso de reconversión de Guadalajara en Smart City o Ciudad Inteligente va a suponer el aprovechamiento de nuevas oportunidades a través de una gestión y uso sostenible y racional de los recursos, y un nuevo escenario de inversión y crecimiento y también de participación de los ciudadanos".

La RECI propone calidad de vida y servicios públicos eficientes La Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) propone dotar a las ciudades de un modelo de mejora de la eficiencia económica y política que permita el desarrollo social, cultural y urbano.

Como soporte de este crecimiento se apuesta por las industrias creativas y por la alta tecnología que permita el crecimiento urbano basado en el impulso de las capacidades y de las redes articuladas, todo ello a través de planes estratégicos participativos que permitan mejorar el sistema de innovación local.

Entre los fines de la RECI están intensificar el desarrollo de nuevos avances tecnológicos orientados a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y a ofrecer servicios públicos inteligentes más eficientes; fomentar la investigación y el uso de las nuevas tecnologías entre los ciudadanos, empresas y el propio Ayuntamiento, para hacer una ciudad más eficiente e interactiva, e impulsar la transformación de sectores tradicionales en modelos basados en el conocimiento y en el capital humano.

También los de colaborar en el desarrollo de capacidad, identificación de áreas tecnológicas y detección de oportunidades de negocio; potenciar la creación de infraestructuras más eficientes; aplicación de políticas basada en el desarrollo tecnológico inteligente que impulsen la sostenibilidad ambiental y social; y apostar por políticas de fomento del empleo que posibiliten el desarrollo del sector empresarial y laboral".