Guindos y Schäuble
Luis de Guindos (izq), y Wolfgang Schäuble, durante una rueda de prensa en el foro económico de la fundación Adenauer, en Santiago de Compostela. EFE

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, presionó al titular español de Economía, Luis de Guindos, para que España recurriera al fondo de rescate europeo, ante el temor de que no logre salir a flote por sí misma, según afirma el semanario Der Spiegel.

De acuerdo con las informaciones avanzadas este sábado por la redacción de esa revista, que sale a la venta este domingo, la canciller Angela Merkel y su ministro optaron por esta vía a principios de semana.

Schäuble habría planteó esa posibilidad a de Guindos en su último encuentro mantenido en Berlín del miércoles, lo que el ministro español rechazó, con el argumento de que España será capaz de salir adelante por sus propios medios.

No obstante, fuentes de Moncloa han desmentido esta información, según RNE.

Fuentes gubernamentales alemanas indicaron, sin afirmar ni desmentir las informaciones del semanario, que "la decisión sobre si acudir o no al fondo de rescate es competencia exclusiva del gobierno español".

Der Spiegel sostiene, sin especificar fuentes, que Merkel y Schäuble presionan a España para que recurra al Fondo Europea de Estabilidad Financiera (FEEF), ante el peligro cada vez mayor de un contagio a otros países del sur de Europa, en caso de un posible abandono de Grecia de la zona euro.

Inyección millonaria a la banca

De acuerdo con esa publicación, el gobierno alemán estima que la banca española precisará de una inyección de capital de entre 50.000 y 90.000 millones de euros.

El propósito del equipo de Merkel es que España sanee por esta vía su banca, vistas las dificultades con que topa para financiarse en los mercados, y a intereses cada vez más altos, que en la semana pasada alcanzaron niveles del 6,7%.

Berlín rechaza tajantemente la posibilidad de que una ayuda directa del fondo de rescate a la banca, sin pasar por los Gobiernos, en este caso el español, contrariamente a las opiniones expresadas en esa dirección desde el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea (CE).

Tanto Merkel como Schäuble expresaron reiteradamente esta semana su confianza en las medidas adoptadas por el gobierno de Mariano Rajoy.

En una intervención tras el Consejo del Báltico, el pasado jueves, la canciller pidió explícitamente confianza en las reformas estructurales del gobierno español y la estabilización de los bancos europeos y definió a España como un aliado en el camino hacia la consolidación fiscal.

La UE apostaría por el rescate

Además, según ha publicado este domingo El País citando a altos funcionarios y responsables políticos de la UE, Bruselas no ve otra salida para España que pedir ayuda financiera para evitar la quiebra, y que existe el dinero y los mecanismos necesarios para evitar una bancarrota de las entidades financieras españolas. "Parece difícil modificar tan rápido las normas, pero esta crisis ya nos ha acostumbrando a que en el último momento se tomen decisiones que muchos creían imposibles", han indicado fuentes de la Comisión a El País.

Andre Sapir, del instituto Bruegel, opina que la recapitalización directa "es la mejor opción": "El fondo de rescate podría ser el germen de la unión bancaria europea, aunque hoy por hoy no tiene la estructura necesaria. Y construir eso lleva tiempo", dice a El País.

Ligado a ello, según ha publicado este domingo el medio alemán Die Welt, la Comisión Europea, el Banco Central Eeuropeo, el Consejo de la UE y el Eurogrupo estarían preparando una hoja de ruta de cara a la cumbre de la UE de finales de junio que supondría una salida a la crisis para los países en situaciones delicadas como España.

Inicialmente, las cuatro instituciones que están de acuerdo en un informe conjunto que, entre otras medidas, incluiría propuestas en materia de impuestos, banca, unión política y reformas estructurales.