El secretario regional del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que después de un año desde las últimas elecciones, "la sensación es que a nadie se le podía pasar por la cabeza que en tan sólo un año el Gobierno de Cospedal fuese capaz de ir tan deprisa en el desmontaje de la sanidad y de la educación".

"Esto a mí me lo dicen hace un año y digo que sí, pero que lo harán e una legislatura", ha señalado García-Page a preguntas de los medios en Ciudad Real, donde ha lamentado que "lo han hecho en un año, y a este ritmo, a la mitad de la legislatura no sólo habrán incumplido todo el programa electoral sino que habrán conseguido dejar un solar inmenso de 80.000 kilómetros cuadrado, que es Castilla-La Mancha".

García-Page, que ha intervenido en un encuentro en Ciudad Real ante dirigentes, afiliados y militantes del Partido Socialista junto al secretario de Organización Federal, Óscar López, y el secretario de los socialistas ciudadrealeños, José Manuel Caballero, ha acusado a Cospedal de hacer exactamente lo contrario a lo que planteó y prometió, ha informado el PSOE en nota de prensa.

Oportunidad de negocio

En este sentido, el máximo responsable del PSOE regional ha subrayado que las intenciones que persiguen este tipo de políticas del Ejecutivo de Cospedal "consisten no solamente en parar las inversiones en sanidad o en el propio sistema sanitario, es que detrás lo que hay es una oportunidad de negocio", ha indicado.

De hecho, el propio García-Page ha manifestado que los dirigentes del PP en el Gobierno de Castilla-La Mancha "suprimen plantas (de hospitales) y trasladan enfermos simple y llanamente para facilitar que haya empresas que terminen haciendo negocio".

Ante estas estrategia, el secretario de los socialistas se ha preguntado que "cómo no va a haber dinero para mantener la sanidad que hemos mantenido durante tantos años si al mismo tiempo quieren dejar que haya margen para haya beneficios", al explicar que la Junta de Comunidades tiene que garantizar como mínimo un nueve por ciento de beneficio industrial a la empresa que se le conceda el servicio.

AYUNTAMIENTOS

Junto a la sanidad, García-Page se ha referido a la situación de impago que sufren los ayuntamientos por parte del Gobierno regional, "uno más de los muchos incumplimientos que hace el Gobierno de Castilla-La Mancha", ha dicho, para añadir que "la situación es muy grave y delicada para todos los consistorios, y lo peor de todo es que a estas alturas, aunque nos lo prometan no nos vamos a creer" en vista a los numerosos compromisos incumplidos y las "mentiras" vertidas a lo largo del último año.

En la misma línea, García-Page ha valorado que sería un error plantear que los impagos de la Junta sean un problema exclusivo hacia los alcaldes del PSOE, pues ha dejado claro que "los del PP están igual de cabreados, lo que pasa es que son tan Rottermeier para los suyos que para los nuestros porque le tienen mucho miedo (a Cospedal), más que una vara verde, y por eso se tienen que callar", ha dicho.

En este asunto, el responsable socialista ha afirmado que a los dirigentes del PP y del Gobierno de Castilla-La Mancha "les interesa más que se hable de los problemas de los ayuntamientos que se conozcan las cifras del parados o los cierres de hospitales", buscando con el PSOE lo que García-Page ha calificado como "conflicto cuerpo a cuerpo", aunque ha adelantado que "no le vamos a dar ese gusto", lo que, por otro lado, no impedirá que se actúe con firmeza, ha concluido.