El presidente del Partido Popular andaluz, Javier Arenas, ha aplaudido la gestión del regidor de Estepona (Málaga), José María García Urbano (PP), quien ha propuesto para ahorrar seis millones de euros la ejecución de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), el primero que plantea un ayuntamiento de la provincia. De hecho, ha defendido que es "un gran alcalde y un gran gestor", que adopta decisiones "pensando en el interés general de todos los vecinos".

"Estoy muy orgulloso de lo que estamos haciendo en Estepona y de lo que hemos hecho en Marbella", cuyos gobernantes del PP "han llevado la confianza a estos municipios", ha manifestado Arenas, que se ha reunido este viernes con alcaldes de la provincia.

Más aún, ha indicado que el alcalde de Estepona "tiene que adoptar decisiones extraordinarias ante la herencia terrible que ha recibido". A su juicio, "tiene mucho mérito la gestión que está desempeñando".

Como ha hecho hincapié el presidente del PP-A, "hay pocos ayuntamientos de España que tengan que dedicar más del 94 por ciento de sus ingresos a pagar nóminas". "Eso sencillamente es imposible", ha apostillado.

Por esta razón, Arenas ha dicho que "nos encontramos muy cerca del alcalde porque sabemos que está haciendo una gestión extraordinaria", mostrándose seguro de que "muchos ayuntamientos de España van a tener que adoptar decisiones difíciles en los próximos meses".

Al respecto, ha recordado que "hay ayuntamientos andaluces que llevaban años, años y años gastando todos los meses mucho más de lo que ingresaban y ya es imposible sostener las cuentas públicas", poniendo como ejemplo el municipio onubense de Valverde del Camino.

La junta "da la espalda a málaga"

Durante su intervención, el líder de los 'populares' andaluces, que ha defendido el municipalismo, ha insistido en que "el bipartito radical de PSOE e IU" en la Junta de Andalucía "ha dado la espalda a la provincia de Málaga y a los malagueños". Por ello, ha asegurado que su partido llevará "minuto a minuto" a la Cámara andaluza "el programa del cambio" y se reclamará la deuda histórica.

Y es que, según ha expuesto, "en Málaga en los últimos cuatro años se han dejado de invertir de los presupuestos de la Junta 2.400 millones", algo que se demandará tanto en el Parlamento andaluz como desde los ayuntamientos y la Diputación Provincial.

El líder regional del PP, quien ha afirmado que su formación es "el gran partido municipalista de Andalucía", ha elogiado la labor de los alcaldes 'populares' de la provincia malagueña: "son de lo mejor que tiene nuestro partido en toda España".

Ha apuntado que los alcaldes del PP han aplicado una política de "austeridad", poniendo así "punto final a la fiesta del derroche que habían organizado algunos". Asimismo, ha afirmado que los 'populares' han tenido como "obsesión" preservar los servicios sociales que prestaban los ayuntamientos y "han gobernado para todos los ciudadanos, pero sobre todo para las próximas generaciones, impidiendo que crezcan las deudas".

Frente a esto, ha lamentado que el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, pida reuniones al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y, sin embargo, "él no reciba a los alcaldes y presidentes de diputaciones", lo que implica "negar el diálogo al municipalismo".

Según Arenas, la estrategia del PSOE andaluz se caracteriza por "oponerse a que se resuelva la financiación municipal; por "olvidarse completamente de la reforma en la Administración", lo que pasa, especialmente, por "trasladar competencias a los ayuntamientos", y por "deslealtad permanente con los ayuntamientos", ya que "los delegados provinciales de la Junta parecen concejales de la oposición a los alcaldes del Partido Popular".

Además, ha recordado que "se ha intentado expulsar a los alcaldes del Parlamento de Andalucía", advirtiendo, además, de que en el debate de investidura Griñán no tuvo "ni una palabra para el municipalismo en Andalucía", así como que éste último "haya renunciado a la política municipal y se la haya entregado a IU".

Delegados provinciales de la junta

Por su parte, el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, ha acusado al PSOE de "poner por encima sus intereses de partido a los de los ciudadanos", al tiempo que le ha pedido que deje de "mercadear" con el nombramiento de los delegados provinciales de la Junta para así "ajustar cuentas de cara a los próximos congresos provinciales". "No están buscando a los mejores, sino a los que mejor encajan", ha advertido.

Bendodo ha expuesto que los alcaldes y concejales del PP han impulsado las medidas de austeridad "más importantes de la historia de los ayuntamientos de España", con la puesta en marcha de planes de ajuste "ambiciosos y realistas"; con bajadas de sueldos de concejales, alcaldes, directivos y también de empleados municipales; con reducciones de estructuras; con fusiones o cierres de empresas, y "frenando en seco contrataciones que no llevaban a inversión productiva".

"Estáis poniendo fin a los privilegios que habían impuesto unos pocos y defendéis los derechos de muchos", ha indicado, añadiendo que "habéis ahorrado millones y salvado de la quiebra a muchos ayuntamientos en este año pese a la complicada situación heredada".

Consulta aquí más noticias de Málaga.