El Consejo de Gobierno ha aprobado un Decreto por el que los centros de Formación Profesional privados y públicos no dependientes de la Administración regional podrán solicitar su inclusión en la red de Centros Integrados de Formación Profesional de la Comunidad, con lo que se ampliará la red regional de este tipo de centros.

Así, esta norma posibilitará que centros que ya imparten Formación Profesional del sistema educativo y Formación Profesional para el empleo puedan optar a conseguir su autorización como centros integrados.

Los centros integrados de Formación profesional se caracterizan por impartir ofertas formativas conducentes a títulos de Formación Profesional y certificados de profesionalidad de la familia o área profesional que tengan autorizadas, participar en los procedimientos de evaluación de las competencias adquiridas a través de otros aprendizajes no formales y de la experiencia laboral, así como otras ofertas formativas que den respuesta a las demandas del entorno productivo.

Además, estos centros deberán asumir otras funciones de servicio a los ciudadanos, como informar y orientar a todos los ciudadanos, tanto individual como colectivamente, para facilitar el acceso, la movilidad y el progreso en los itinerarios formativos y profesionales, en colaboración con los servicios públicos de empleo.

Para ser autorizados como 'integrados', los centros deberán intensificar sus vínculos con el sistema productivo del entorno y colaborar en la detección de las necesidades de cualificación, en el desarrollo de la formación permanente de los trabajadores, lo que redundará en un incremento de la oferta formativa y de la calidad de la enseñanza.

En la actualidad, la Comunidad cuenta con ocho centros integrados, de los que cuatro dependen de la Consejería de Educación, Formación y Empleo y otros cuatro de la Consejería de Agricultura y Agua. Tienen sedes en los municipios de Lorca, Cartagena, Torre Pacheco, Molina de Segura y Jumilla.

Consulta aquí más noticias de Murcia.