El conseller de Educación Rafael Bosch ha reconocido "la agresión" de su jefa de gabinete, Ana María Rodríguez, tras la 'okupación' de la Conselleria este pasado martes pero ha dicho que fue "en defensa propia" y ha declarado que "en un estado de nerviosismo" entiende que "se lanzase un manotazo" aunque ha calificado todas las actuaciones de "lamentables".

Tras la reunión del Consell de Govern celebrada este viernes en el Consolat de Mar, el también portavoz del Ejecutivo autonómico, ha revelado que la propia Rodríguez "no se siente satisfecha de haberlo hecho" pero ha reiterado que "lo hizo intentando defenderse".

Así, ha anunciado que el Govern ha puesto en manos de la abogacía del estudio de los hechos para que ejerza acciones legales que pertoquen en caso de que sea necesario. En este sentido, ha anunciado que la abogacía también está estudiando si toma o no acciones legales debido al comunicado de las productoras.