El presidente del Sindicato Médico CESM de Castilla-La Mancha, Ángel Rodríguez, ha asegurado que los servicios mínimos decretados por la Consejería de Sanidad y Bienestar Social de cara a la huelga del día 30 han sido pactados y serán como los que se ofrecen un día festivo, "pero ampliados".

En rueda de prensa, Rodríguez ha reconocido que todos los pacientes oncológicos con procesos cancerígenos o sospecha de ellos vana entrar en quirófanos sin ningún tipo de problemas, al igual que todo paciente preparado para cronoscopias, con cangrenas, lesiones, fracturas, o hemodiálisis, entre otros.

En otro orden de cosas, el responsable provincial del Sindicato Médico defendido que los facultativos se han visto en la obligación de ir a la huelga el próximo día 30, porque Sanidad "ha ido incumpliendo todo lo que había previamente acordado".

"Son tan prepotentes, tan ególatras, tan chovinistas que no entienden nada más que lo que ellos hacen sin admitir sugerencias de los demás", ha condenado Rodríguez.

El presidente del Sindicato Médico ha insistido en que la huelga se lleva a cabo, sobre todo, por el "deterioro" que se está dando en la Sanidad a causa de los recortes que se están llevando a cabo.

Así las cosas, ha culpado al consejero, José Ignacio Echaniz, y a los dirigentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha de "no entender los entresijos de la profesión y de no tener interés alguno en conocerlos, porque ya se han quitado la careta dejando claro que lo que quieren es una sanidad privada".

Finalmente, Rodríguez se ha mostrado dispuesto a llegar a entendimientos en el futuro aceptando las 37 horas laborales o la realización de guardias, aunque siempre que se libre después de esa guardia.

"Yo no me pondría en manos de un cirujano que lleve 24 horas de guardia y después se meta en quirófano" ha asegurado Rodríguez, que también ha dicho que este paro no será el último "porque no descartamos que haya continuidad en la huelga".