El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Gijón, Santiago Martínez Argüelles, ha confiado este viernes que en la medida adoptada por ArcelorMittal de posponer la inversión de las baterías de cok en la planta gijonesa sea "un aplazamiento y no sea una suspensión definitiva", al tiempo que ha indicado que para eso es necesario que se cambien algunas decisiones adoptadas hasta la fecha, que no han contribuido y sí dificultado que Arcelor pueda seguir desarrollando su actividad aquí "con perspectivas de futuro", como son la tarifa eléctrica y la subida de las tasas portuarias.

En declaraciones a Europa Press, ha señalado que el anuncio hecho por la empresa es la confirmación definitiva de algo que el PSOE había venido anticipando durante varios meses. Asimismo, ha apuntado a que se han unido diferentes factores que han actuado en la misma dirección de dificultar la realización de inversiones de Arcelor.

En este sentido, ha citado en primer lugar la caída del mercado y, por otros lado, la elevación en algunos costes que han generado unas malas expectativas de futuro, no solo por el impacto que tienen ahora sino por el que tendrán 'a posteriori'.

Especialmente ha aludido al coste energético y al portuario. Argüelles ha instado al Gobierno central ha adoptar decisiones sobre la tarifa eléctrica, al tiempo que ha incidido en que el incremento de las tasas portuarias tiene una incidencia directa en la inversión de las baterías de Cok. Ha recordado que estas se alimentan de carbón, que a su vez entra por el puerto de El Musel.

Ha resaltado, asimismo, que unas baterías de cok de la magnitud de las previstas son las que aseguran que la planta gijonesa sea una siderurgia integral. "Si no hay baterías de cok, la siderurgia integral corre peligro como inversión estratégica en Asturias", ha remarcado. Es por ello, que el incremento de las tasas portuarias dificulta el que haya baterías de cok, que haya siderurgia integral y la propia concepción de siderurgia que ahora tenemos en Gijón y en Asturias.

Argüelles ha querido hacer un reconocimiento al esfuerzo que han hecho los trabajadores y sus representantes cuanto a la aceptación de ajustes y de minoraciones en las condiciones de trabajo, "que a veces han sido más que compensadas por otras decisiones que no fueron tomadas".

Vinculado a ello, el edil ha indicado que conoce que los sindicatos han pedido una reunión con el nuevo presidente regional, el socialista Javier Fernández, para poder abordar la situación, a lo que ha sumado que es evidente que el sector industrial asturiano requerirá del nuevo Gobierno del Principado "una atención, que no ha tenido hasta ahora".

Consulta aquí más noticias de Asturias.