Uno de los dos hombres detenidos tras el atraco perpetrado en una sucursal bancaria de Cajasol ubicada en la calle Antonio Machado de la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache es natural de Sevilla, cuenta con 56 años de edad y ha sido detenido en 20 ocasiones anteriores, la última en el año 2001 por homicidio doloso, aunque por el momento se desconoce si se trató de un homicidio intentado o consumado.

En este sentido, un portavoz de la Policía Nacional ha informado a Europa Press de que el detenido, identificado como J.M.M.G.J. y nacido en 1956, ha sido detenido por la Policía en otras 13 ocasiones por delitos relacionados con robos con violencia e intimidación, sustracción de vehículos y tráfico de drogas, mientras que su última detención se practicó en el año 2001 por un delito de homicidio doloso. A estas detenciones habría que sumar otras siete practicadas por la Guardia Civil.

De su lado, el otro detenido permanece ingresado en estado grave y con dos heridas de bala a la altura del tórax en el Hospital Virgen del Rocío de la capital hispalense después de ser alcanzado por los disparos durante el tiroteo con los agentes de la Policía Local de San Juan de Aznalfarache que le sorprendieron durante el atraco a la sucursal, han apuntado las fuentes, quienes han precisado que por el momento no ha podido ser identificado dado que iba indocumentado.

Ha sido a las 8,35 horas de este viernes cuando varios particulares han llamado al 112 alertando de que se estaba produciendo un atraco en dicha sucursal bancaria ubicada en el barrio de San Juan Bajo y de que, incluso, habían escuchado ruidos de disparos, por lo que se dio aviso a Policía Nacional, Local y servicios sanitarios del 061.

Al hilo de ello, las fuentes policiales consultadas han señalado que agentes de la Policía Local han sorprendido a los dos atracadores cuando salían con el botín de la sucursal bancaria ubicada en la calle Antonio Machado, momento en que se ha iniciado un tiroteo en el transcurso del cual uno de los disparos cruzados entre policías y detenidos ha alcanzado a una mujer de poco más de 50 años de edad, vecina de la calle, que se encontraba junto a una parada de autobús, y que ha fallecido a consecuencia del disparo.

Las fuentes consultadas por Europa Press han señalado que los dos atracadores llegaron a la sucursal en un ciclomotor y, tras ello, entraron en el establecimiento armados con pistolas y cubriendo sus rostros con cascos integrales de moto, mientras que también portaban ropa de abrigo, al parecer abrigos largos, para tapar la ropa que llevaban debajo. Una vez en el interior, llegaron a retener bajo amenazas a una persona mientras se hacían con el botín, que ha sido recuperado por la Policía.

La investigación del luctuoso suceso corre a cargo del Grupo de Atracos del Cuerpo Nacional de Policía.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.