El Consejo de Representantes de Estudiantes de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha solicitado la absolución y retirada de sanciones a los nueve estudiantes que se manifestaron de forma "pacífica" el pasado 10 de mayo en Ciudad Real contra la subida de las tasas universitarias.

El Consejo de Estudiantes ha mostrado su "más profundo desacuerdo" ante dichas sanciones y su "solidaridad y apoyo" a estos compañeros, "condenando públicamente este tipo de actuaciones por parte de las autoridades y de la Subdelegación del Gobierno, que si bien, no hacen más que mermar los derechos de los jóvenes estudiantes".

Asimismo, han reiterado su apoyo al acto en protesta por la subida de las tasas universitarias, y se han unido a los sancionados, "puesto que ellos representaban la realidad social de la Universidad, que tanto nos preocupa", según ha informado el Consejo en nota de prensa.

"Probablemente, a la autoridad competente no le importa mucho si estos jóvenes el año que viene tienen que abandonar la Universidad, por no disponer de dinero para costear sus estudios, y no les importa que luchen por poder tener una formación para su futuro", han señalado.

Según los representantes de estudiantes, para las autoridades "es más importante un simple acto administrativo, que los jóvenes convocantes solicitaron, y que, por causas que no son claras, no se concedió o no llegó a tiempo".