La juez de guardia de Barcelona ha decretado este miércoles prisión provisional sin fianza para dos de los cinco detenidos por los disturbios durante la huelga general del 29M en Barcelona y ha dejado en libertad a los otros tres, han informado  fuentes judiciales.

Tras tomar declaración a los cinco detenidos —de los diez que han sido arrestados entre por los Mossos d'Esquadra— estos dos últimos días, la juez de guardia ha ordenado el ingreso en prisión para dos de ellos, mientras que a los otros tres les ha dejado en libertad con cargos, pese a que la fiscalía había pedido prisión para los cinco.

A lo largo de toda la tarde, la juez de guardia ha interrogado a los cuatro detenidos del martes en Barcelona —hubo un quinto que fue arrestado en Tarragona y que ha quedado en libertad tras comparecer en los juzgados de Reus (Tarragona)— y a uno de los otros cinco arrestados este miércoles por los Mossos por su supuesta participación en los disturbios del 29M.

La fiscalía había pedido el ingreso en prisión de los cinco jóvenes que han comparecido ante la juez, si bien para ninguno de ellos había solicitado que se les imputara por pertenencia a grupo criminal, como reclamaban los Mossos d'Esquadra en su atestado policial.

Los dos jóvenes para los que la juez ha decretado el ingreso en prisión son Andreu C.B., de 22 años -que ha sido detenido hoy- y Ruben M.M., que fue arrestado ayer.

Con antecedentes

Según los Mossos, Andreu C.B., de 22 años y nacionalidad española y con antecedentes policiales, provocó daños en los vehículos de un taller, coaccionando al dueño del local para que cerrara el establecimiento, robó productos de un supermercado y también provocó daños en varios establecimientos y en la sede de Fomento de Trabajo y en una entidad financiera.

Uno de los enviados a prisión había sido detenido previamente por el acoso al ParlamentEste joven estaba acusado por los Mossos d'Esquadra por los delitos de desórdenes públicos, coacciones graves, robo con violencia e intimidación, delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas, daños y delito de pertenencia a grupo criminal.

Por su parte, Rubén M.M, de 23 años y nacionalidad española, participó supuestamente, según los Mossos, en la agresión a un trabajador en la estación de Sants, ya que le vació el contenido de un extintor, y también agredió al propietario de un taller mecánico de la calle Tarragona, a quien le provocó la perforación de tímpano y quemaduras en el cuello.

Este joven cuenta con varios antecedentes, puesto que, por ejemplo, ya había sido detenido previamente por el acoso al Parlament del pasado 15-J, cuando supuestamente, según los Mossos, agredió a un diputado.

La última detención se ha producido a última hora de esta tarde en Barcelona y eleva hasta 100 el número de personas detenidas por los Mossos d'Esquadra en relación a los incidentes de la jornada de huelga general.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.