Natascha Kampusch
Natascha aparecerá en televisión el miércoles. (Archivo) Archivo policial / Reuters
Dietmar Ecker, coordinador para asuntos de comunicación de la joven, señaló en declaraciones a la agencia austríaca de noticias APA que Natascha concederá el miércoles próximo una entrevista a la televisión pública ORF.

Natascha recibirá 200.000 euros, según informa el diario aleman Tagespiegel.

Además, se publicarán sendas entrevistas en el diario sensacionalista "Kronenzeitung" y en el semanario "News", los dos medios de prensa escrita de mayor tirada en la república alpina.

La joven mujer, hoy de 18 años de edad, fue secuestrada de camino a la escuela en marzo de 1998 cuando tenía diez años y logró escapar el pasado 23 de agosto de su supuesto captor, quien se suicidó poco después al arrojarse bajo las vías de un tren de cercanía al norte de la capital austríaca.

Los austriacos, los primeros en ser informados

"Para Natascha Kampusch estaba claro que la población austríaca, sobre todo aquellas personas que ya hace ocho años sufrieron por su desaparición, debería ser la primera en ser informada", dijo Ecker, por lo que dará su primera entrevista a la ORF.

Los medios están negociando con los representantes de la joven pagarle una renta mensual de por vida

Agregó que la joven decidió hablar además con el diario "Kronenzeitung" y el semanario "News" porque estos medios mostraron en los últimos días su lado "social" y por haber anunciado que le ayudarán a iniciar una vida digna.

Según informó el fin de semana pasado la prensa austríaca, ambos medios están negociando con los representantes de la joven pagarle a cambio de la entrevista una renta mensual de por vida.

El padre de la joven, Ludwig Koch, abrió poco después de la liberación de su hija una cuenta para juntar fondos para Natascha, ya que requerirá durante años tratamientos psicológicos para superar los traumas sufridos durante su cautiverio.

Los abogados de Natascha tratan asimismo cobrar como indemnización para su clienta los bienes inmuebles dejados por el supuesto secuestrador, Wolfgang Priklopil.