Protestas en Grecia
Ciudadanos griegos protestan en la plaza Sintagma de Atenas (Grecia) contra el Gobierno del país. Alexandros Beltes / EFE

"Ojalá hubiera un político con las pelotas de Margaret Thatcher para ponernos firmes a los griegos y nuestro país". Así terminaba la nota de suicidio que un jubilado de 61 años dejó este martes junto a su cuerpo, colgado de un árbol, en un parque de Atenas. Según informa el diario Athens News, el cadáver del pensionista fue hallado por un empleado del parque Agios Filipos, en el distrito de Nikaia.

Espero que mis nietos no nazcan en Grecia, teniendo en cuenta que no habrá griegos de aquí en adelanteLa nota del hombre aseguraba que nunca había bebido. Que no era un mujeriego y que no tenía problemas con las drogas. "Sólo he cometido un crímen horrendo. Convertirme en un profesional laboral a los 40 años y quedar sumergido en una deuda económica", asegura Alexandros, el nombre con el que firmaba su nota de despedida.

Según el diario ateniense, los vecinos describían a Alexandros como un hombre trabajador, padre de dos hijos, que había sido trabajador en la reparación de barcos y en el sector de la construcción y que, recientemente, se había enrolado como electricista en un buque mercante.

Pero las cosas no le salieron como esperaba. Se endeudó. Y no pudo salir hacia delante. "Ahora soy un idiota de 61 años y tengo que pagar por ello", lamenta Alexandros en su nota. "Espero que mis nietos no nazcan en Grecia, teniendo en cuenta que no habrá griegos de aquí en adelante. ¡Dejadles al menos aprender otro idioma, porque Grecia va a ser borrada del mapa!"

Un caso más en Grecia

El de Alexandros es uno más de los múltiples casos de suicidio que se han producido en Grecia tras la profunda crisis económica que vive el país en los últimos tres años. El pasado 4 de abril, Dimitris Christoulas, un jubilado griego de 77 años, se quitó la vida ante el Parlamento, situado en la plaza Sintagma de la capital griega, por las dificultades económicas por las que atravesaba.

"No encuentro otro modo de reaccionar que poner un fin decente (a mi vida), antes de tener que comenzar a rebuscar en la basura para encontrar comida", escribió Christoulas en su nota de despedida antes de pegarse un tiro en la cabeza.

Hace una semana, fueron una madre y su hijo quienes saltaron desde el tejado de un edificio de cinco pisos del barrio del Metaxourgeio, por los graves problemas económicos que sufrían.

Entre 2000 y 2008 hubo una media anual de 366 suicidios, una de las tasas más bajas de Europa, según los datos de la Autoridad Griega de Estadísticas. En 2009, 2010 y 2011 las cifras de suicidios se situaron, respectivamente, en 507, 622, y 598, según un informe de la Policía griega entregado hace unas semanas al Parlamento del país heleno.