Euros
Un montón de monedas de euro. GTRES

La Comisión Europea (CE) ha propuesto este martes que el fondo europeo de rescate pueda recapitalizar directamente la banca, sin tener que hacerlo a través de los gobiernos como ahora, y avanzar hacia una "unión bancaria" en la eurozona.

"Para romper el vínculo entre la banca y los soberanos, la recapitalización directa del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) debe ser contemplada", afirma el Ejecutivo comunitario en su informe en el que publica sus recomendaciones para la eurozona.

Es importante emplear todo tipo de flexibilidadEl presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, indicó en la rueda de prensa en la que presentó el documento que "es importante emplear todo tipo de flexibilidad" y no solo en cuanto a los instrumentos de los que dispone la eurozona sino también para la "rapidez de la reacción de los cortafuegos".

No obstante, la recapitalización directa de la banca requeriría cambios legales en el tratado de funcionamiento del MEDE, por lo que Barroso sostuvo que, en cualquier caso la eurozona debe estar preparada para abordarlos y que mientras debe tomar las medidas que se pueden tomar de inmediato.

La Comisión afirma que la crisis ha ralentizado el proceso de la integración financiera y que puede ser necesario dar "pasos ambiciosos para acelerar y profundizar la integración fiscal". Barroso instó a los países miembros a lanzar el proceso para una mayor integración de la unión económica y monetaria, como un paso "importante para la confianza en el futuro de Europa".

En opinión del Ejecutivo comunitario, ya antes de la crisis se admitió que el modelo de la Unión Europea (UE) de bancos transfronterizos "no era estable bajo el esquema institucional actual", en particular con respecto a la supervisión y la gestión de crisis bancarias. Eso ha dañado la unión monetaria, debido a los estrechos lazos financieros y los vínculos con las deudas soberanas.

Sería un elemento importante a la estructura actual de la unión económica y monetaria"Una integración más estrecha entre los países del euro -en materia de prácticas y estructuras de supervisión, en el plano de la gestión de crisis transfronterizas y el reparto de cargas- hacia una unión bancaria sería un elemento importante a la estructura actual de la unión económica y monetaria", afirma la Comisión Europea.

Barroso indicó que presionará a favor de un calendario ambicioso y por una hoja de ruta para alcanzar cuanto antes esta integración. Eso implica también la mutualización de la deuda en la eurozona y la puesta en marcha de un sistema común de garantías de depósitos.

Bruselas realiza estas afirmaciones en el día en que se han hecho recomendaciones a España para poder retrasar un año el plazo para cumplir el objetivo de déficit. Una jornada complicada para nuestro país, en la que la prima de riesgo nacional se disparaba hasta llegar a superar los 530 puntos básicos.

Un cambio en la legislación europea

Por su parte, Olli Rehn consideró este miércoles que aún es muy pronto para especular sobre el impacto que tendrá la operación Bankia en el déficit de España, dado que el Gobierno de Mariano Rajoy aún no ha decidido como procederá.

Además, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios explicó que si el Gobierno no actúa como un inversor privado buscando una tasa de mercado a cambio, significaría que está cubriendo de hecho las pérdidas del banco. "Es demasiado pronto para especular sobre el impacto en el déficit fiscal de la operación de rescate de Bankia", insistió.

La legislación comunitaria actual no permite conceder financiación directa a la bancaAdemás, Rehn recordó que la legislación comunitaria actual no permite conceder financiación directa a la banca a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o el MEDE, que entrará en vigor el 1 de julio. En este contexto, aclaró que la banca debe acudir primero para su reestructuración y recapitalización a fuentes privadas de capital y estar sujetos a restricciones en cuanto a la distribución de dividendos y bonificaciones hasta que logren los objetivos.

Si no pueden encontrar el capital en los mercados privados, los gobiernos nacionales deben dar su apoyo y si esta financiación no está disponible entonces podrían financiarse vía préstamo a los gobiernos por parte del FEEF o del MEDE, este último aún en proceso de ratificación.

En cualquier caso, los pagos directos tampoco están previstos en el tratado del fondo permanente de rescate o MEDE, precisó Rehn, por lo que en la práctica "no se dispone de esa opción". Además, en el caso de querer introducir cambios en la legislación europea, un proceso que llevaría meses, esas modificaciones afectarían al sistema legal español, ya que habría que adapatarlo para que fuera en consonancia con el de la UE, según expertos consultados por 20minutos.es.