Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin, en una imagen reciente. GTRES

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, cobró 300.000 euros de un empresario manchego a cambio de prestarle una "asesoría verbal", según explicó el propio Urdangarin al juez del caso Nóos, José Castro. Sin embargo, el pagador, Domingo Díaz de Mera, asegura que fue "un regalo", versión que se cree la Fiscalía Anticorrupción, según desvela el diario El Mundo.

"¿Cómo me va a asesorar si yo sé más de balonmano que él?" se pregunta Díaz de Mera, empresario y presidente del Club Balonmano Ciudad Real. Según su versión, las acciones eran un regalo suyo para el duque de Palma.

Según la información a la que ha tenido acceso el citado diario, Iñaki Urdangarin justificó la adquisición de 136.000 acciones de la inmobiliaria Inmocaral como contrpartida a las "asesorías verbales" que prestó en temas personales y profesionales y deportivas en 2006 al empresario, al que conocía por su afición mutua al balonmano.

Posteriormente, el duque de Palma, con un entramado societario de nombre Global Consulting pudo capitalizar acciones de Inmocaral por valor de 300.000 euros.