Prisión
Imágen de archivo de una prisión. GTRES

Instituciones Penitenciarias ha decidido no instalar, de momento, los 670 televisores de 19 pulgadas que ha adquirido para dotar la nueva prisión Norte II, que se inaugurará el 5 de junio en Pamplona.

Ahora se cree que con la crisis, daría mala imagen que los reclusos disfrutaran de esos televisoresLos televisores, que han constado 132.153 euros, están depositados en un almacén, ya que se ha dado la orden de no colocarlos en las más de 550 celdas con las que cuenta lesta nueva cárcel y el Centro de Inserción Socia (CIS) anexo.

Fuentes penitenciarias han explicado a 20 Minutos que desde la dirección se han dado instrucciones para que los televisores se dejen en el almacén a la espera de decidir qué se hace con ellos, "aunque ya se hayan pagado, ahora se cree que con el escenario de crisis daría mala imagen que los reclusos disfrutaran de estos televisores".

En el nuevo centro serán recluidos unos 270 internos y quien quiera tener una tele en la celda se la deberá comprar en el economato:  cuesta unos 200 euros.