La Guardia Civil y la Policía Nacional, en una operación conjunta, han desarticulado una organización dedicada al tráfico ilícito de maquinaria pesada de construcción con destino a Marruecos, si bien una de estas operaciones ilícitas ha sido llevada a cabo el pasado mes de abril en una empresa de Jaén dedicada al alquiler de este tipo de máquinas, un robo que ha sido valorado en 240.000 euros.

Así, las primeras pesquisas llevadas a cabo por los agentes les permitieron averiguar la existencia de otros fraudes similares en Albacete y Murcia. Posteriormente, los investigadores lograron identificar a los integrantes de la red y averiguaron además que contaban con una "oficina" en Murcia, un pequeño taller de reparación de fotocopiadoras, utilizado como centro de operaciones.

Igualmente, localizaron en Elche (Alicante) una nave industrial en la que ocultaban cinco de las máquinas que se habían apropiado indebidamente, una de ellas procedente de la empresa denunciante de Jaén, valorada en 190.000 euros. El operativo policial conjunto culminó con el arresto de siete personas en Murcia —6— y en Alicante —uno— y la recuperación dos máquinas más en el Puerto de Valencia preparadas para ser embarcadas y sacadas de España.

Los detenidos obtenían en Internet datos reales de empresas y personas que utilizaban en los contratos de alquiler de la maquinaria. Después, uno de los miembros de la organización se personaba en las empresas de renting de los equipos y concertaba la entrega del material arrendado en algún paraje solitario o en un polígono industrial. Una vez tenían las máquinas en su poder, las trasladaban en camiones hasta la nave industrial de Elche donde eran manipuladas y elaboraban la documentación necesaria par su exportación a Marruecos.

El grupo utilizaba como tapadera de estas operaciones varias mercantiles propiedad de uno de los miembros de la banda. Finalmente, trasladaban los equipos en camiones hasta los puertos de Valencia, Alicante o Cartagena, desde donde partían vía marítima hasta Marruecos para su distribución en diferentes países de África.

Hasta el momento se han esclarecido 22 fraudes con los que se habrían apropiado de un total 36 máquinas valoradas en más de 1.200.000 euros. Los investigadores no descartan su participación en otros hechos similares. La operación se ha desarrollado de forma conjunta por agentes de la Policía Nacional adscritos a la UDEV de la Comisaría Provincial de Jaén y a la Jefatura Superior de Policía de Murcia y de la Sección II de la Unidad Orgánica de la Guardia Civil de Murcia.

Consulta aquí más noticias de Jaén.