El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido que Novagalicia también cuente con la opción, como Bankia, de recibir una nueva inyección de dinero público y que el FROB, que en la actualidad cuenta con una participación en la entidad gallega superior al 90 por ciento, "siga durante un tiempo" para "no malvender", debido a la difícil coyuntura económica.

En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, Feijóo ha apostado por la opción de que NCG "siga durante un tiempo con la posibilidad" de que el FROB permanezca en su accionariado, "mientras la economía no mejore y mientras el Estado no pueda recuperar hasta el último euro invertido en este banco y en otros como Bankia y Catalunya Caixa".

Preguntado por la alternativa de que el Estado cree un banco público que aglutine a entidades nacionalizadas, Feijóo ha dicho que es "la solución menos mala", pero para NCG apuesta por que el FROB mantenga su participación y que la entidad gallega también pueda beneficiarse de una nueva inyección de dinero público.

Al respecto, ha defendido que "lo lógico" es que NCG también cuente con la opción de "una ampliación de capital con fondos públicos" para ganar tiempo y "esperar a tiempos mejores". "Es razonable que si a Bankia se le ha inyectado dinero público para garantizar la no venta por debajo del posible precio, que Novagalicia también tenga esa posibilidad", ha reclamado.

Así, ha indicado que está "convencido" de que el Ministerio de Economía está analizando está posibilidad. En su opinión, lo que se necesita es que fluya el crédito y también enviar un mensaje de "garantía al cien por cien" respecto a la "credibilidad y confianza" que genera la economía y el sistema financiero español, "no sólo en España, sino también fuera".

Críticas al pasado

Feijóo ha vuelto a ser crítico con como se afrontó la situación del sistema financiero español desde el año 2008 porque "la burbuja inmobiliaria y crediticia han hecho un enorme daño a la economía española" pero "no se acertó" en la reestructuración.

Al respecto, ha ejemplificado con que, si en el año 2007 se hubiese reestructurado el sector financiero, cuando España tenía una deuda pública por debajo del 40% del PIB, "hoy no estaría en la situación de crisis económica en la que está" y con una deuda pública ya "por encima del 80% del PIB". "Lamentablemente, la verdad es que no pasaremos a la historia como buenos gestores y buenos políticos entres los años 2007 y 2011", ha juzgado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.