Shafiq, ex primer ministro con Mubarak, promete un "Estado moderno" si gana las elecciones

  • Ha quedado segundo en la primera vuelta de las elecciones en Egipto, superado, por poco, por el candidato de los Hermanos Musulmanes.
  • Fue primer ministro durante un mes de 2011 con el antiguo régimen; muchos críticos creen que si gana habrá un estallido de violencia de los revolucionarios.
  • Mursi y Shafiq disputarán la segunda vuelta de las presidenciales.
Fotografía del candidato a la presidencia de Egipto Ahmed Shafiq durante un mitin en El Cairo, Egipto.
Fotografía del candidato a la presidencia de Egipto Ahmed Shafiq durante un mitin en El Cairo, Egipto.
EFE/Khaled Elfiqi

El general retirado Ahmed Shafiq, último primer ministro de Hosni Mubarak, se medirá con el islamista Mohamed Mursi, candidato de los Hermanos Musulmanes, en la segunda vuelta de los comicios en Egipto.

Ambos han pasado el primer corte prácticamente igualados en porcentaje de votos: ganó Mursi con el 24,8% y Shafiq obtuvo en 23,7%, pero los Hermanos Musulmanes han perdido apoyos respecto a las elecciones parlamentarias. Para despegar su candidatura del recuerdo del antiguo régimen, Shafiq ha prometido a los egipcios que construirá un "Estado moderno".

"Una nueva república, un nuevo Egipto que no excluya a nadie y pertenezca a todos", ha explicado a aquellos votantes que añoran la estabilidad de los viejos tiempos, pero también a los revolucionarios y los laicos, a los que dice que hay que "mirar adelante y olvidar el pasado" a pesar de que él mismo tuvo que dimitir tras el derrocamiento de Mubarak.

Entre sus prioridades, asegura, están la justicia social y restablecer la seguridad del país, que confía en recuperar en 24 horas si es elegido. Shafiq fue primer ministro entre el 31 de enero y el 3 de marzo del 2011, un momento en el que el país, en medio de una revolución, vivía un clima de inestabilidad total y las protestas eran diarias.

"El hombre de los hechos"

Desde el principio, este militar ha tenido que navegar contra viento y marea para permanecer en la carrera electoral pese decisiones como la enmienda legislativa que impide a los antiguos altos cargos de la era de Mubarak concurrir a los comicios. Shafiq recurrió aquello ante la Comisión Electoral, que le dio la razón.

"El miedo no tiene lugar en mi corazón" asegura Shafiq, que se describe a sí mismo como "el hombre de los hechos y no de las palabras". Algunos críticos opinan que si gana las elecciones puede haber un estallido de violencia por los revolucionarios.

Aunque es de apariencia tranquila, en ocasiones pierde los nervios, como cuando en un programa de televisión al que acudió cuando aún era primer ministro se peleó con el prestigioso escritor Alaa al Aswany, que lo acusó de no representar a los egipcios. Un día después de esa acalorada discusión, Shafiq presentó su dimisión de la jefatura del Gobierno.

Los revolucionarios han apodado humorísticamente a Shafiq como "el del jersey azul", porque vestía esa prenda en los carteles colgados en las calles al inicio de la campaña electoral, aunque más tarde cambió su atuendo por un austero traje negro.

Reestructuración de Egyptair

Para el exministro de Aviación Civil, un cargo que ocupó entre 2002 y el 31 de enero de 2011, cuando fue designado primer ministro, la buena administración y la planificación son esenciales para el Estado. A él se le atribuye la modernización de los aeropuertos egipcios y la reestructuración de la línea aérea nacional, Egyptair. Sin embargo, Shafiq no demostró su supuesta capacidad como administrador durante su corta jefatura del Gobierno.

Nacido en el seno de una familia acomodada en el barrio de clase alta de Heliópolis, en El Cairo, Shafiq se graduó en la Academia del Aire en 1961. Cuenta con una amplia experiencia militar, ya que como piloto de combate sirvió en varias contiendas bélicas, entre ellas, la guerra del Yom Kippur contra Israel en 1973.

Posteriormente, entre 1984 y 1986, ejerció como agregado militar de la Embajada de Egipto en Roma y, entre 1991 y 1996, fue jefe de Operaciones del Ejército del Aire. Su carrera militar culminó con su nombramiento como comandante en jefe de la Fuerza Aérea, en abril de 1996.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento